Jueves 20 de septiembre 2018 | Devoción Matutina para Adolescentes | Variedad Extraterrestre

«En él Dios creó todo lo que hay en el cielo en la tierra, tanto lo visible como lo invisible» (Colosenses 1: 16).

El cielo es el límite, pero solo si tienes dinero para alcanzarlo. El turismo espacial ofrece viajes recreativos al espacio para quienes no son astronautas entrenados. Cualquier persona puede ir, siempre y cuando pueda pagar el precio, que está entre los 20 y los 35 millones de dólares.

Dado que solo un puñado de personas ha podido pagar esta experiencia, a los demás nos toca buscar emociones fuera de este mundo de otra manera. Un plan más barato y más asequible es entrando en otro mundo que tenemos cerca: el océano. Por mucho menos de lo que cuesta un asiento en una nave espacial, podemos visitar el mundo submarino a través del buceo. Debajo del agua hay una esfera totalmente diferente a nuestra seca existencia. Diversas criaturas se mueven, respiran, comen, juegan, duermen y trabajan de manera diferente a nosotros.

La primera vez que fui a bucear, inmediatamente me enamoraron todas las criaturas de colores vivos y tamaños variados moviéndose a mi alrededor, ¡y hablo de miles o de millones de criaturas únicas nadando por todas partes!

Dios debe de haberse divertido muchísimo en la creación. Él pudo haber hecho solo diez o doce tipos de peces y aun así estaríamos impresionados. O pudo haber creado solo diez o veinte tipos de pájaros y te aseguro que serían lo máximo. El Señor también pudo haber hecho una sola clase de persona, pero no lo hizo. En lugar de eso, creó seres humanos de todos los colores, formas y tamaños; y con diferentes personalidades, risas, voces, formas de caminar y gustos.

Dios valora la diversidad y la originalidad de su creación, y quiere que nosotros también apreciemos esa diversidad. Su reino está compuesto de una amplia gama de personas. En Apocalipsis 7: 9, Juan describe la hermosa y vasta diversidad de gente que conformará la comunidad de Dios: «Vi una gran multitud de todas las naciones, razas, lenguas y pueblos. Estaban en pie delante del trono y delante del Cordero».

Ponlo en práctica: ¿Alguna vez has intentado conocer a alguien pero su cultura o su apariencia diferente te lo impidió? Hazlo, atrévete a conocerlo y celebrar sus diferencias.

Ponlo en oración: Agradece a Dios por hacer que cada uno de nosotros sea único. Si no lo hubiera hecho, ¡la vida sería muy aburrida!

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018

¿Y ENTONCES…?

Heather Quintana

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*