Jueves 11 de abril 2019 | Devoción Matutina para Adultos 

Vi una tierra mejor

Devoción matutina para Adultos 2019 - Nuestra Esperanza

Devoción matutina para Adultos 2019 – Nuestra Esperanza

 

“Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman” (1 Corintios 2:9).

 

Como adventistas del séptimo día, somos movidos por la esperanza de “una tierra mejor”. Dios le mostró a Elena de White ese nuevo hogar con detalles. En aquella que fue su primera visión, ella se elevó “más y más, muy por encima del tenebroso mundo” (Primeros escritos, p. 44). A medida que se distanciaba, escuchó una voz que decía: “Mira otra vez, y mira un poco más arriba” (íbíd.). Sus ojos encontraron un “sendero recto y angosto” por donde andaba el pueblo del Advenimiento, viajando a la ciudad que se encontraba en la extremidad más alejada.

“Si mantenían sus ojos fijos en Jesús, quien iba exactamente delante de ellos guiándolos a la ciudad, estaban seguros” (íbíd., p. 45). Algunos se cansaban del viaje tan largo y difícil, pero Jesús los animaba. Otros negaban que Jesús estuviera guiando a su pueblo, entonces tropezaban y caían, y volvían al mundo (íbíd., p. 45).

Elena de White dice que los perseverantes tuvieron el privilegio de escuchar el día y la hora del regreso de Jesús y, luego, vieron una pequeña nube que crecía y revelaba poco a poco el regreso del Hijo del Hombre en gran gloria, con miles de ángeles.

Todos los salvos viajaron por siete días hasta el mar de vidrio, donde recibieron su corona de las manos de Jesús. Sus ojos vieron la gran ciudad, un campo lleno de flores, animales de toda especie que vivían en armonía y una mesa de plata de muchos kilómetros de largo.

Ella también vio el fruto del árbol de la vida, que era “magnífico; se veía como de oro mezclado con plata” (íbíd., p. 47). Le preguntó a Jesús si podía comerlo, pero él le dijo:” Ahora no. Quienes comen del fruto de este lugar ya no vuelven a la Tierra. Pero en poco tiempo, si eres fiel, no tardarás en comer del fruto del árbol de la vida y beber del agua del manantial’. Y añadió: ‘Debes volver a la Tierra y contar a otros lo que te he revelado’. Entonces un ángel me transportó suavemente a este oscuro mundo. A veces pienso que ya no puedo permanecer aquí por más tiempo; todas las cosas de la Tierra se ven muy lúgubres. Me siento muy sola aquí, pues he visto una tierra mejor” (íbíd., p. 50).

Pronto esa esperanza se hará realidad. Permanece firme en el camino estrecho, quita tus ojos de la Tierra y pon tu corazón en el cielo, para heredar también esa “Tierra mejor”.

 

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2019

NUESTRA ESPERANZA

Erton Kohler

Lecturas devocionales para Adultos 2019

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*