Escuela Sabática Joven | Martes 13 de noviembre 2018 | Servir la Palabra de Dios

MARTES 13 NOVIEMBRE
SERVIR LA PALABRA DE DIOS
Evidencia: Hech. 6:1-7
La evidente dirección de Dios en la iglesia cristiana primitiva no garantizó que estuvieran libres de conflictos y divisiones. De hecho, fue en esos mismos días que “el número de los creyentes iba aumentando’ (vers. 1, DHH), durante un período de gran crecimiento y desarrollo, que emergió una sutil pero peligrosa controversia.
El conflicto dividió a los nuevos creyentes en grupos culturales. Incluso dentro del grupo de los judíos circuncidados había diferencias importantes de idioma, educación, costumbres y trasfondo cultural. Por ejemplo, los hebreos estaban acostumbrados a respetar cuidadosamente los estatutos y juicios de Moisés, mientras que los forasteros judíos helenizados eran conocidos por imitar las maneras, las costumbres y la adoración de los griegos, y hablar la lengua griega.
La aceptación del evangelio suavizó los mayores prejuicios entre los dos grupos: sin embargo, las viejas discordias resurgieron cuando comenzaron a circular rumores sobre el trato desigual a las viudas helénicas.
Al tratar con la queja, las autoridades de la iglesia se enfrentaron a dos peligros importantes: 1) ignorar el asunto y permitir que las tensiones culturales aumenten, debilitando así la unidad, o 2) cambiar la atención y la misión de la iglesia para suplir las necesidades materiales de sus miembros, antes que las espirituales.
La respuesta de los doce apóstoles (vers. 2-4) ilustra cómo Dios imparte sabiduría para resolver los conflictos entre los creyentes. Primero, los Doce enfatizaron que la difusión de la Palabra de Dios era su prioridad y que “servir las mesas” no debía distraerlos de la misión. La palabra griega para “mesas” (trapeza) se usa para describir superficies utilizadas ya sea para servir comida o para contar y distribuir dinero. Por tanto, al declarar que no era correcto descuidar el ministerio de la palabra de Dios para servir a las mesas, los líderes de la iglesia estaban reafirmando que su atención no debía desviarse de la predicación del mensaje de vida eterna para servir las necesidades temporales/ terrenales de la congregación.
Sin embargo, es importante notar que a pesar de priorizar claramente el evangelio por sobre la distribución caritativa y los asuntos de negocios, ellos no minimizaron la importancia de solucionar esos asuntos. Reflexivamente eligieron hombres llenos del Espíritu Santo, tales como Esteban, para organizar las actividades administrativas de la iglesia, atendiendo, por ende, la fuente de las quejas.
La conclusión de este episodio de la historia de la iglesia primitiva es animadora. Como resultado de las acciones sabias de los dirigentes, “la palabra de Dios se difundía: el número de los discípulos aumentaba considerablemente en Jerusalén” (vers. 7).
De la misma forma, cuando enfrentamos conflictos divisivos como iglesia hoy, podemos estar seguros de que Dios nos proveerá de soluciones que al final lo honrarán y glorificarán su nombre.
Kristiana Kim, Murrieta, California. EE UU.
=============================
ESCUELA SABÁTICA – LECCIÓN 7 – LECCIÓN JÓVENES
Esta semana estudiaremos la lección 7 – Cuando surgen los conflictos
Para el 17 de noviembre de 2018
Lecciones de Escuela Sabática – Cuarto trimestre 2018
UNIDAD EN CRISTO
Narración: Adan Vicente

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*