Domingo 4 de marzo 2018 | Lecturas devocionales Menores

Crisopas de ojos dorados

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2018 LLAMAS, LEOPARDOS Y LAGARTIJAS: Hechos no muy conocidos de la creación de Dios Charles C. Case Lecturas Devocionales para niños 2018

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2018
LLAMAS, LEOPARDOS Y LAGARTIJAS:
Hechos no muy conocidos de la creación de Dios
Charles C. Case
Lecturas Devocionales para niños 2018

Comerán pero no quedarán satisfechos. Levítico 26:26.

La crisopa de ojos dorados es una hermosa criatura, con sus ojos color dorado y sus cuatro alas transparentes de color verde claro, que permiten ver sus delicadas costillas. Estos insectos miden alrededor de dos centímetros y medio, y son muy benéficos para la gente que cultiva flores y jardines.

La crisopa hembra, usualmente, va a una planta llena de áfidos (recuerda el 22 de enero). Ahí, desde su abdomen, expulsa una sustancia como de hilo hacia la hoja. Espera unos segundos hasta que seca, y luego pone un huevo al final. Sigue así, hasta que ha dejado muchos huevos en las puntas de esas pequeñas varas.

Pasados seis o catorce días, los huevos maduran y de cada uno sale una pequeña y pálida criatura con el cuerpo cubierto de pelo. Tiene como tenazas al frente, para comer. A medida que esta crisopa se arrastra por la hoja o el tallo de la planta, se detiene a succionar fluidos de áfidos, cochinillas, chicharritas, arañuelas, ácaros y otros parásitos de las plantas. Las larvas de las crisopas son conocidas también como leones de áfidos, debido a que los comen con tanta frecuencia. A medida que el león de áfidos crece, su piel se vuelve gruesa, se agrieta, y luego la deshecha. Esto sucede cuatro veces mientras la crisopa aún es larva.

Diez días después, la Larva ya madura se envuelve en un capullo dorado. Queda así durante dos semanas. Al final se abre, y sale la hermosa y agraciada crisopa. Las hembras, entonces, comienzan todo el proceso nuevamente, y así hay más crisopas.

Jesús dijo al pueblo de Israel que si desobedecía las leyes que le había dado para conservarlo seguro y feliz, entonces comería y no se satisfaría.

Por fortuna, mucha gente hoy en el mundo tiene tanta hambre de la Palabra de Dios que la lee constantemente, para conocer mejor las promesas que él dio a su pueblo. Pide a Dios que te haga anhelar su Palabra, sus enseñanzas, para que te satisfagas espiritualmente.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2018

LLAMAS, LEOPARDOS Y LAGARTIJAS:

Hechos no muy conocidos de la creación de Dios

Charles C. Case

Lecturas Devocionales para niños 2018

 

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*