Domingo 23 de agosto 2020

Devoción Matutina para Jóvenes

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2020 – Persigue tus sueños – Portada libro

Juan J. Pershing

 

El que se aleja de su hogar es como el ave que se aleja de su nido. Proverbios 27:8.

 

El batallón del mayor Whittlesey se encontraba en una situación desesperada el 6 de agosto de 1916. Había estado atrapado en una barranca profunda durante cuatro días, en la sección noreste de Francia, cerca de la frontera belga. Estaban totalmente rodeados de alemanes. Las municiones se les agotaban. Los hombres perecían de hambre.

-He estado tratando de comunicarme con nuestra base durante dos días -les dijo a sus hombres el mayor Whittlesey-, No les llega nuestra señal. Hemos enviado a varios mensajeros, pero ninguno ha tenido éxito. Nuestra última esperanza está en estas dos palomas mensajeras. Creo que no nos vendría mal hacer el intento.

Cuando el soldado abrió la canasta para sacar una de las palomas, la otra escapó y voló sin mensaje. Entonces el mayor tomó la segunda paloma, llamada Cher Ami, y con mucho cuidado le ató el mensaje a la pata. Cuando la soltó, el ave voló en espiral, dio varias vueltas sobre el lugar donde estaban los soldados, y regresó a la barranca para posarse sobre un árbol. -¡Vamos! -le gritó el mayor- ¡Largo de aquí!

Los soldados le arrojaban palos y piedras a la paloma, pero se rehusaba a volar. Por último, uno de ellos se trepó al árbol y sacudió fuertemente la rama donde estaba la paloma.

-¡Largo de aquí! ¡Esfúmate! -le gritó.

Esta vez, Cher Ami se elevó y voló en línea recta hacia el cuartel general. Llegó sin un ojo, sin una pata y con el esternón roto; pero cumplió su deber y salvó al batallón atrapado en la barranca.

Cher Ami recibió la medalla de honor francesa por su valentía. El general Juan J. Pershing, comandante en jefe de las fuerzas estadounidenses destacadas en Europa, acudió al barco para despedir a la paloma. La tomó tiernamente entre sus manos y le dijo: “Te deseo el mejor de los viajes de regreso a casa. He dado órdenes para que recibas la mejor cabina de palomas en el barco”.

Cuando Cher Ami murió, fue embalsamada y se le dio un lugar de honor en el Instituto Smithsoniano, en Wáshington, D.C.

Al igual que Cher Ami, tú y yo tenemos un instinto que nos guía a casa. Dios nos ha creado con una necesidad que solo se satisface al regresar a casa con él. Sin Jesús, somos semejantes a una paloma mensajera errabunda, sin meta definida, en busca de hogar.

 

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2020

PERSIGUE TUS SUEÑOS Más allá de los obstáculos

Dorothy E. Watts

Lecturas devocionales para Jóvenes 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*