Domingo 11 de febrero 2018 | Devoción Matutina Adultos

Somos uno en Cristo

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018 FUENTES DE VIDA David Javier Pérez Lecturas devocionales para Adultos 2018

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018
FUENTES DE VIDA
David Javier Pérez
Lecturas devocionales para Adultos 2018

«Ya no hay judío ni griego, esclavo ni libre, hombre ni mujer,, sino que todos ustedes son uno solo en Cristo Jesús». Gálatas 3: 28, NVI

Ser uno en Cristo es dejar que él esté al mando de nuestra vida. Elena G. de White afirma: «Todo lo que el ser humano pueda hacer sin Cristo está contaminado de egoísmo y pecado». «Cuando pensamos demasiado en nosotros mismos, nos alejamos de Cristo, la fuente de la fortaleza y la vida» (El camino a Cristo, cap. 7, p. 90; cap. 8, p. 106). Es claro que Dios nos pide que seamos uno con él en actitud y pensamientos, y que permanezcamos resguardados en él.

José, un acaudalado empresario, conoció el evangelio y aceptó a Cristo. Sin embargo, poco a poco comenzó a apartarse de él, hasta encontrarse muy lejos de esa relación inicial. Simultáneamente, una de sus hijas enfermó de gravedad, pero luego de recorrer diversos hospitales, no obtuvieron resultados para ella. José gastó toda su fortuna tratando de recobrar la salud de su hija. Cuando todo parecía perdido, recordó lo que había leído en el Evangelio: «Separados de mí nada podéis hacer» (Juan 15: 5). José reconoció su pecado, pidió perdón a Dios y rogó con todo su corazón por la salud de su pequeña. Dios dirigió todo para que encontrara un médico que, finalmente, utilizó el tratamiento adecuado para ella. José perdió todo su dinero, pero ganó la paz de Cristo en el corazón.

No hay nada en nosotros que nos pueda hacer prosperar. Sin Cristo viviremos sin rumbo y sin esperanza, como lo declara este maravilloso pensamiento: «Solo estando en comunión con él diariamente, y permaneciendo en él en todo momento, es como hemos de crecer en la gracia» (ibíd., p. 102).

Por ello el texto de hoy afirma que «ya no hay judío ni griego, esclavo ni libre, hombre ni mujer, sino que todos ustedes son uno solo en Cristo Jesús». Cuando somos uno en el Señor, contamos con su bendición, gracia y protección; le pertenecemos a él, y hay paz en nuestro corazón. «Tu esperanza no se cifra en ti mismo, sino en Cristo. Tu debilidad está unida a su fuerza, tu ignorancia a su sabiduría, tu fragilidad a su eterno poder» (ibíd., pp. 104-105).

Caminemos hoy y siempre en la presencia del Señor.

 

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018

FUENTES DE VIDA

David Javier Pérez

Lecturas devocionales para Adultos 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*