Comentario | Lección 10 | De que modo vivir el evangelio | Escuela Sabática Pr. Edison Choque

Lección 10 – “De que modo vivir el evangelio” (3ºTrim/2019)

Aquí en mi mano tengo un lápiz, la función del lápiz es escribir o dibujar, pero en la parte de atrás del lápiz hay un borrador, y la función del borrador es borrar lo que está mal escrito.

Son dos funciones diferentes.

Cristo es el único que puede borrar todos tus pecados, limpiarte de toda injusticia y transformar tu corazón.

Las obras son el resultado de un corazón transformado por la gracia de Cristo. Entonces podrás escribir los mejores capítulos de tu vida.

El propósito de la lección de esta semana es entender que la gracia de Cristo y la fe que proviene de Dios siempre producirán frutos abundantes de justicia.

Bienvenido al bosquejo de la lección de la Escuela Sabática, estamos en la lección 10, que tiene como titulo:
“De que modo vivir el evangelio”

En la parte de la exploración del texto, veremos tres asuntos:

1. Modelo de Evangelio

2. Gracia y obras

3. Reconciliación

I. Modelo de Evangelio

En su primera comisión, Jesús instruyó a sus discípulos a servir a los demás siguiendo el siguiente patrón siguiente:
“de gracia recibisteis, dad de gracia” (Mateo 10: 8)

Dios intervino antes de que tuviéramos algo que ofrecer, incluso antes de comprender completamente nuestra situación.
El amor y la gracia de Dios nos encontraron:
“Siendo aun pecadores” (Rom. 5: 8)

Esta gracia nos transforma y renueva nuestra relación con Dios y con los demás.

“La justicia para los pobres debe estar vinculada a la gracia y al evangelio, no a la culpa”.

II Gracia y obras.

Romanos 3:28. “el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley”.

Romanos 3:27 27 deja en claro que si el hombre fuera justificado por las obras, tendría razones para jactarse, pero al ser justificado porque Jesús, entonces todo el crédito le pertenece a Dios.

Es necesario aclarar la diferencia entre:
Hacer obras para lograr la salvación
y hacer obras como resultado de la salvación.

Efesios 2: 8,10 – “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;
Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras”.

La clave está en las palabras que preceden a la gracia, la fe y las obras:
Por gracia;
A través de la fe
Y para buenas obras

Las obras son sólo fruto de los que pasan por el nuevo nacimiento.

Ahora la gran pregunta que muchos se hacen es:

Si uno no es salvado por obras, entonces no hay necesidad de hacer buenas obras.

Los siguientes pasajes del nuevo testamento son la prueba definitiva de que Dios esperaba que los creyentes hicieran buenas obras como fruto de la salvación.

1. Tito 2: 7 “Presentándote como ejemplo de buenas obras”.

2. Col. 1:10 – “…llevando fruto en toda buena obra “.

3. I Tim. 6:18 – “Que hagan el bien, que sean ricos en buenas obras”.

4. Hechos 9:36 – “Tabita abundaba en buenas obras”.

5. Apoc. 2:9 – “Conozco tus obras”.

Las obras son la forma como Dios nos torna una bendición para los demás.

III. Reconciliación

Pablo dio una descripción impresionante de nuestro papel en el mundo: nos llama “embajadores de la reconciliación” (2 Cor. 5: 18-21).

¿Cómo nos convertimos en embajadores de la reconciliación?

Siendo instrumentos de Dios para romper las barreras que separan a las personas de Dios y de su prójimo:

Puede suceder de tres maneras:

1. Cuando entendemos nuestro origen común en Dios:

” De un solo hombre hizo todas las naciones” (Hechos 17:26)

2. Cuando reconocemos nuestra característica común de nuestra naturaleza pecaminosa:

“Por cuanto todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3:23).

3. Al reconocer que Dios ama a todos por igual.

“Porque de tal manera amó Dios al mundo” Juan 3:16

Dios ama a todos por igual.

Aplica:

Cuando recibimos el evangelio y comenzamos a entender sus implicaciones para la vida, el evangelio se convierte en un modelo de vida.

Nuestro llamado consiste en tener una actitud humilde como Jesús (Filipenses 2: 5-8), a renunciar a los privilegios y a servir con lo que somos y con lo que tenemos.

Cuando le permitimos Dios que nos cambie la vida, él también cambiará el mundo que nos rodea.

Loading...
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*