Bosquejo | Lección 3 | El llamado de Dios | Escuela Sabática Pr. Edison Choque

Una de las características de Dios en la Biblia es la puntualidad.

Los eventos cruciales y el cumplimiento de los períodos proféticos siempre fueron realizados en el tiempo cierto.

El propósito de la lección de esta semana es mostrarnos la puntualidad de Dios en la profecía y su llamado para anunciar y cumplir sus promesas.

Bienvenido al bosquejo de la lección de la Escuela Sabática. Estamos en la lección 3, que tiene como titulo:
“El llamado de Dios”

Nos centraremos en dos asuntos:

1. El tiempo profético

2. El llamado de Dios.

I. Tiempo profético

Una de las profecías más largas de la Biblia se describe en el libro de Daniel 9: 24-27 y comparte el mismo comienzo de la profecía de las 70 semanas.

“Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad”

25 “Sabe, pues y entiende que desde la salida de la orden para restaurar y edificar a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas y sesenta y dos semanas”

27 “Por otra semana más confirmará el pacto con muchos”

Las setenta semanas se subdividen en tres secciones:

7 semanas
62 semanas
1 semana.

Totalizando 70 semanas

Aplicando el principio día-año en profecía, cada día equivale a un año.
(Ezequiel 4:70)

El punto de partida para las “setenta semanas” es la salida de la orden de restaurar y construir Jerusalén” (vs. 25).

Esto ocurrió en el séptimo año del rey Artajerjes I (Esdras 7: 7, 8), cuando emitió su primer “decreto” (Esdras 7: 11-26).

Fue en el año 457 a. C.

Entonces, tenemos tres períodos dentro de las 70 semanas:

1. las primeras siete semanas; tiene 49 años (Daniel 9:25)

Comienza en el año 457 a. C. y termina en el año 408 a. C. Con la restauración de Jerusalén.

7 semanas o 49 años
__________________________
457 a. C. 408 a. C.

2. El período de 62 semanas; tiene 434 años (Daniel 9:25)
Comienza en el año 408 a. C. y termina en el año 27 d. C. con el bautismo de Jesús.

62 semanas o 434 años
__________________________
408 aC 27 dC

3. El tercer período es de una semana; 7 años (Daniel 9:27)

Comienza en el año 27 d. C. y termina en el año 34 d. C. con la lapidación de Stephen. El tiempo establecido para el pueblo de Dios (Israel ha llegado a su fin)

1 semana o 7 años
__________________________
27 d.C 34 d.C

A mediados de la semana Jesús sería crucificado y esto sucedió en el año 31 d.C.

Esta profecía identifica claramente los períodos proféticos de la historia y, de hecho, su cumplimiento nos brinda la seguridad de un Dios que no falla en sus promesas.

II. El llamado de Dios.

Durante crisis severas, hombres como Moisés, Isaías y Jeremías respondieron positivamente al llamado al ministerio.

A menudo se ha demostrado que cuanto más profunda es la crisis, mayor es el profeta.

Es interesante notar que Esdras y Nehemías reconocieron claramente el llamado de Dios.
Elena de White afirma que la vida de las personas “se mide por la fidelidad en el cumplimiento del propósito de Dios”.

En el caso de Esdras, la virtud más importante ante el llamado de Dios fue su corazón dispuesto.

Esdras 7:10 “Porque Esdras había preparado su corazón”

Y en el caso de Nehemías, la virtud que lo calificó para este llamado fue la actitud de agradar y temer a Dios.

Nehemías 1:11 “que este ahora atento tu oído a la oración de tu siervo, quien desea reverenciar tu nombre”

Nehemías tenia el deseo de honrar a Dios.

Nuestro llamado tiene dos significados básicos:

1. Somos llamados para tener “vida eterna” Romanos 8:29

2. Somos llamados para una tarea específica:
Proclamar el evangelio eterno al mundo entero. Isaías 49: 6

Dios quiere tu casa llena (Lucas 14:23)

El propósito del llamado no es salvar a algunos, Él quiere salvar a muchos para su reino.

Aplicación:

Hay tres maravillosas promesas en la palabra de Dios:

1. Salmo 32: 8 “El Señor dice:«Yo te instruiré, yo te mostraré el camino que debes seguir; yo te daré consejos y velaré por ti”

2. Isaías 48:17 “Así ha dicho Jehová, Redentor tuyo, el Santo de Israel: Yo soy Jehová Dios tuyo, que te enseña provechosamente, que te encamina por el camino que debes seguir”

3. Isaías 41:13 “Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo”

Loading...
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*