Bosquejo | Lección 2 | El origen y la naturaleza de la Biblia | Escuela Sabática Pr. Edison Choque

Bosquejo 2

El Espíritu Santo inspiró a los escritores bíblicos con pensamientos, ideas e informaciones objetivas; por el lado de los profetas, ellos la expresaron en sus propias palabras. Por lo tanto, las Escrituras es la unión indivisible de los elementos divinos y humanos.
El propósito de la lección de esta semana es comprender “el origen y la naturaleza de las Escrituras y su impacto en nuestras vidas y en la iglesia en forma general”
Bienvenidos a todos al Bosquejo de la Escuela Sabática

Estamos en la lección numero 2, que tiene como titulo: “El origen y la naturaleza de la Biblia”

Veremos dos asuntos en el bosquejo de esta semana:

1. Origen de las Escrituras.
2. Entendimiento de las escrituras

I. Origen de las Escrituras.

(1) En primer lugar, debemos mencionar que el mensaje profético de la Biblia es de origen divino. (2 Pedro 1:21)
“Los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo”
(2) El Espíritu Santo inspiró a los escritores bíblicos con pensamientos, ideas e informaciones objetivas; a su vez, los profetas las expresan en sus propias palabras.
1 Corintios 2: 12-13
(3) Aunque originalmente el mensaje fue dado a aquellos que vivían en el contexto del antiguo Oriente, la Biblia trasciende la cultura de la época para servir como la Palabra de Dios para todos los tiempos y culturas.

Hablando ahora de la Palabra Escrita.

Hay al menos 5 razones por las cuales la palabra de Dios viene en forma escrita:

a) Porque la capacidad mental disminuye debido al pecado;
b) Porque la vida humana se ha acortado, etc.
c) Porque el hombre comenzó a cometer más errores;
d) Debido a la apostasía, las verdades divinas debían darse con toda precisión;
e) La palabra escrita inspira autenticidad;

Es por eso que a Dios se preocupó para que la palabra fuera preservada de forma escrita.

Hay al menos dos palabras que caracterizan lo que Dios hizo cuando la biblia fue escrita: Estas dos palabras son: Revelación e Inspiración.

¿Qué es la revelación?

La revelación bíblica es cuando Dios da a conocer sus pensamientos, sus intenciones, sus designios y sus misterios. Isa 55: 8-9; Rom. 11: 33-34; Apoc. 1: 1.

La revelación tiene que ver más con el contenido.
Etimológicamente, “revelación” proviene del latín revelo, que significa descubrir, desvelar, levantar el velo. Revelación, por lo tanto, significa descubrimiento, la manifestación de algo que está oculto.
Según Juan 1:18, la mayor revelación de Dios fue JESÚS.

¿Qué es la inspiración?
La inspiración es la operación divina que toma cuenta del profeta, iluminándolo, guiándolo, ayudándolo a llevar a cabo su trabajo.
2 Tim. 3:16 dice que “Toda la Escritura es inspirada por Dios”

Ellen G. White en el libro El gran conflicto, en la página 7, define algunos principios importantes sobre la inspiración:

1. “La Sagrada Escritura señala a Dios como su autor”;
2. Fue escrito por manos humanas, expresado en palabras humanas, con las características de cada escritor. Pero sin perder la esencia del mensaje Divino.
3. El Espíritu Santo, arrojó su luz sobre la comprensión de sus siervos los profetas.
4. La inspiración se dio a través de sueños y visiones, símbolos y figuras;

En resumen:
La revelación tiene que ver con: “lo qué” Dios comunicó. (Contenido)

La inspiración tiene que ver con: “cómo” Dios se comunicó. (Método)

II. Entendiendo las Escrituras

a) Una primera cuestión para entender las Escrituras es saber que el Espíritu Santo es quién capacita a cada creyente aceptar, comprender y aplicar la Biblia. (Juan 16:13, 14; I Cor. 2:10 a 14) Las Escrituras no pueden interpretarse correctamente sin la ayuda del Espíritu Santo. Por lo tanto, todo estudio de la Palabra debe comenzar con una solicitud de guía e iluminación del Espíritu. .

b) Todos los que se acercan a la Biblia deben hacerlo con fe. (Hebreos 11: 6) “Sin fe, es imposible agradar a Dios”
Debemos abordar las Escrituras con el espíritu de aprendiz.
Debemos estar dispuestos a someter todos las presuposiciones, opiniones y conclusiones personales al juicio y la corrección de la Palabra de Dios.

d) La investigación de las Escrituras debe caracterizarse por un sincero deseo de descubrir y obedecer la voluntad y la Palabra de Dios y no buscar el respaldo o la evidencia de nuestras ideas preconcebidas.

Aplica:

En 1 Tesalonicenses 2:13
“La recibisteis no como palabra de hombres, sino según es en verdad, la palabra de Dios”
Recibamos la palabra de Dios con alegría cada día y que esta palabra dé mucho fruto.

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*