Bosquejo | Lección 12 | Juicio sobre Babilonia | Escuela Sabática Pr. Edison Choque

Vino uno de los siete ángeles con las copas de la ira de Dios e invita a Juan a presenciar el juicio contra Babilonia, “la gran prostituta” (Apoc. 17:1).

Así como la Babilonia antigua dependía del río Éufrates para su existencia, así la Babilonia del tiempo del fin dependerá de los poderes civiles, seculares y políticos para imponer sus planes y sus propósitos.

Se especifican dos grupos como seducidos por Babilonia en la crisis final.

El primero comprende a “los reyes de la tierra”,

El segundo son “los que moran en la tierra”, que están espiritualmente ebrios con el vino de la inmoralidad de Babilonia (Apoc. 17:2, 8 )

Bienvenidos al Bosquejo de la lección de la Escuela Sabática, estamos en la penúltima lección del trimestre, que tiene como título:
Juicio sobre Babilonia.

Elegimos tres tópicos para la lección de esta semana:

La prostituta que cabalga sobre la bestia

La bestia resucitada

Las siete cabezas de la bestia

La prostituta que cabalga sobre la bestia (17:3-6)

Mientras que la prostituta representa la unión de religiones en el tiempo del fin, la bestia simboliza la confederación mundial de poderes políticos.

La mujer sentada sobre la bestia, usará su sistema religioso para dominar los poderes políticos durante la crisis del tiempo del fin.

A pesar que en Apocalipsis 17:3-6 se la describe con atavío religioso, en realidad Babilonia representa una unión ilícita entre iglesia y estado.

Ella está ebria con la sangre de los santos que murieron por causa de su testimonio de Jesucristo (Apoc. 6:9).

Sin embargo, viene el tiempo cuando Dios juzgará a esta “gran prostituta” y vengará “la sangre de sus siervos fieles de sus manos” (Apoc. 17:1; 19:2).

La bestia resucitada (17:6-8)

La bestia escarlata se identifica en Apocalipsis 17:8 como la que “era, y no es, y está por venir del abismo” (Apoc. 17:8).

Se refiere claramente al sistema Papal.

La frase “era, y no es, y está por venir” es, una parodia del nombre divino Yahvé

“el que era, y es, y viene”– en Apocalipsis 4:8 (Apoc. 1:4, 8).

También muestra, que la bestia ha pasado por las tres fases de su existencia: pasado, presente y futuro.

La fase “era” de la bestia se refiere a sus actividades durante el período profético de los 1.260 días (Apoc. 13:5)

La fase “no es” (vers. 3). Se refiere a la herida mortal que recibió en 1798;

Y la fase “está por venir” se refiere a la curación de su herida mortal.

Las siete cabezas de la bestia (17:9-11)

A lo largo de la historia, la bestia ha gobernado y ha estado activa por medio de sus cabezas.

El ángel explica a Juan que estas siete cabezas son “siete montes” que realmente simbolizan “siete reyes” (Apoc. 17:9, 10)

Siete imperios sucesivos que dominaron el mundo a lo largo de la historia.

El ángel, además, le explica a Juan que cinco de esos imperios mundiales cayeron, uno es y el séptimo no estaba activo todavía.

Cuales son esos imperios que habían caído?

Egipto
Asiria
Babilonia
Persia
Grecia

Luego viene el imperio “Uno es” refiriéndose al Imperio Romano del tiempo de Juan.

El séptimo reino, que “aún no ha venido”, era una manifestación todavía futura que surgiría después de la caída del Imperio Romano.

La mejor interpretación es que la séptima cabeza es la bestia del mar de Apocalipsis 13, que representa la iglesia medieval, encabezada por el sistema Papal.

Que aparecerá́ en el escenario mundial durante el tiempo del fin e impondrá́ su sistema religioso apostata a los habitantes de la Tierra.

Los diez reyes (que significan reinos) conforman una poderosa confederación de naciones del mundo que darán su lealtad a la bestia; algo que durará solo un tiempo corto.

Aplicaciones:

A pesar de estar consientes del papel de los lideres religiosos en el gran conflicto, Jesús siempre trató con gracia los representantes individuales de ese grupo. Lucas 6:15.

El adversario de Dios levanta un pueblo en el tiempo del fin, con semblante “cristiano” Con apariencia de piedad, pero sin el carácter cristiano.

Ese hecho debe llamarnos la atención de todos los que siguen a Jesús.

El orgullo y la rebeldía pueden llevar cualquiera de nosotros a la destrucción, a pesar que pensemos que estamos siguiendo a Dios.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*