9 de septiembre 2020 | Devoción Matutina para Damas 2020 | Conmemorando nuestra futura liberación

 

UN DÍA A LA VEZ

Lecturas Devocionales para Mujeres 2020

 

“Tú, Señor, eres mi protector, mi lugar de refugio, mi libertador (2 Sam. 22:2).

 

Así como los distintos países del continente americano celebran por todo lo alto el Día de su Independencia, esa fecha en la que por fin fueron libres de una potencia colonizadora, así el pueblo judío celebra hasta el día de hoy varias fiestas en las que conmemoran la forma en que Dios los Liberó de una potencia extranjera. Una de esas fiestas es el Purim.

La fiesta de Purim se celebra el 14 del mes judío de Adar, y lo que conmemora es la forma milagrosa en que Dios liberó a su pueblo del decreto según el cual estaba pronto a producirse un genocidio. A instancias del malvado Amán, el rey había accedido, sin ser consciente de lo que significaba realmente para el pueblo de Dios, a redactar una ley que los raería de la faz de la tierra. ¿Recuerdas lo que sucedió? La intervención de una mujer, una joven judía llamada Ester que estaba casada con el rey, logró que el decreto no se llegara a concretar. Lo primero que hizo Ester fue convocar a su pueblo al ayuno, por eso la fiesta de Purim se inicia la víspera con un ayuno, en recuerdo de los judíos que ayunaron y oraron antes de ver la mano poderosa de Dios actuando en su favor. ¿Te imaginas que no se hubiera producido esa liberación? El pueblo judío hubiera desaparecido de la historia de allí en adelante y, con él, toda posibilidad de que tuviéramos en nuestras manos una gran parte del Antiguo Testamento y el Nuevo.

Sí, las liberaciones que realiza Dios son dignas de celebrar, tanto a nivel colectivo como individual. Llevar, por ejemplo, un registro escrito de las intervenciones de Dios en nuestro favor y de sus respuestas a nuestras oraciones es una forma maravillosa de recordar cada año, por esas mismas fechas, que el Señor vela nuestras pisadas y nos ayuda en las dificultades.

Y si hay una liberación que destaca por encima de todas las demás es la que se producirá cuando Cristo vuelva por segunda vez. ¿Por qué no celebrarla, anticipadamente y por fe, desde ya? ¿Por qué no comenzar el día de hoy conmemorando la futura liberación que recibiremos de parte de Dios? Liberación del pecado; liberación del dolor; liberación de este cuerpo mortal; liberación de esta naturaleza caída; liberación del mayor enemigo de la humanidad: Satanás. Celebremos, pues.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*