9 de octubre | Devocional: Exaltad a Jesús | La unidad en la iglesia

La multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma. Hechos 4:32.

Cuando el Espíritu Santo fue derramado sobre la iglesia temprana, “la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma”. Hechos 4:32. El Espíritu de Cristo los hizo uno. Este es el fruto de permanecer en Cristo…

Necesitamos la iluminación divina. Todo individuo está luchando para llegar a ser un centro de influencia, y hasta que Dios no trabaje por su pueblo no verán que la subordinación a él es la única seguridad para toda alma. Su gracia transformadora en los corazones humanos conducirá a la unidad, una unidad que todavía no ha sido lograda, pues todos los que son asimilados por Cristo estarán en armonía los unos con los otros. El Espíritu Santo creará unidad.

La oración de Cristo a su Padre, contenida en el capítulo 17 de Juan, ha de ser el credo de nuestra iglesia. Nos muestra que nuestras diferencias y desuniones deshonran a Dios…

No se da ningún consejo ni autorización a quienes creen que el mensaje del tercer ángel debe guiarlos para que puedan apartarse. Podéis tener este problema resuelto para siempre en vuestra mente. Es el plan de mentes no santificadas lo que estimula un estado de desunión. Los sofismas de los hombres pueden parecer rectos a sus propios ojos, pero no son verdad y justicia. “Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación,… y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo”. Efesios 2:14-16.

Cristo es el vínculo de unión en la cadena de oro que une a los creyentes y los mantiene en unidad con Dios. No debe haber separación en este gran tiempo de prueba… Los hijos de Dios constituyen una sola unidad en Cristo, quien presenta su cruz como el centro de atracción. Todos los que creen son uno en él.

Sentimientos humanos inducirán a algunos hombres a tomar la obra en sus propias manos, y la edificación se vuelve entonces desproporcionada. El Señor por lo tanto emplea una variedad de dones para hacer que el edificio sea simétrico. Ni un solo rasgo de la verdad ha de ser escondido o disminuido. Dios no puede ser glorificado a menos que el edificio, “bien coordinado, vaya creciendo para ser un templo santo en el Señor”. Esto comprende un tema grandioso, y los que entienden la verdad para este tiempo deben prestar atención a cómo escuchan, y cómo edifican, y cómo educan a otros a practicarla.—Mensajes Selectos 3:21-23.

Cuando toda especificación que Cristo ha dado haya sido puesta por obra con el verdadero espíritu cristiano, entonces, y solamente entonces, el cielo ratifica la decisión de la iglesia, porque sus miembros tienen la mente de Cristo y hacen lo que él haría  si estuviera en la tierra.—Ibíd.

DEVOCIONAL: EXALTAD A JESÚS

Elena G. de White

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*