9 de diciembre 2019 | Devoción Matutina para Adolescentes | Encuentros en lo profundo

Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento. Salmo 23:4. RV60.

Estuve nadando con esnórquel en la Gran Barrera de Coral en Australia durante varias horas, disfrutando de la maravillosa diversidad de vida marina. Durante uno de los descansos, el encargado de buceo me preguntó si quería probar bucear un ratita. Mientras él me acompañara, no necesitaba tener un certificado. ¡Me parecía muy emocionante! Durante los siguientes quince minutos, el encargado de buceo me preparó para bucear. Hablamos sobre el tanque de oxígeno y cómo usar el regulador para la respiración. También me enseñó algunas señales básicas que usaríamos para comunicarnos bajo el agua. En caso de que me entrara algo de agua en la máscara mientras buceaba en lo profundo, me mostró cómo sacarla sin tener que salir a la superficie. No tenía yo licencia para bucear, pero al menos conocía lo básico sobre seguridad. Saltamos al agua, e hice lo mejor que pude para ajustarme rápidamente a respirar mediante un regulador. Después de unos momentos el instructor me hizo señas de que lo siguiera.

Me impresionó el peso del agua. Cuanto más bajaba, más pesada era el agua que presionaba mi cuerpo. ¡El agua es pesada! Pasamos unos diez minutos mirando las partes más profundas del arrecife. En cierto momento, el instructor me señaló algo a unos 7 metros debajo de nosotros: ¡era un tiburón! Calculé que debía tener un metro y medio de largo, más o menos. Durante el viaje en el barco habíamos pasado un rato aprendiendo sobre los tiburones, así que pude identificarlo rápidamente como un tiburón nodriza. Afortunadamente, los tiburones nodriza no molestan a los seres humanos y no son considerados una amenaza. Pero ¡me asusté un poco por un momento!

A causa del pecado, el miedo es una parte normal de la vida. Todos tenemos miedos. Las buenas nuevas son que Dios promete reconfortarnos cuando tengamos miedo. Es reconfortante saber que podemos ir por la vida sin miedo, porque Dios está con nosotros.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2019

PASAPORTE A LA AVENTURA

Rich Aguilera

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2019

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*