9 de agosto | Devocional: La fe por la cual vivo | La morada de Dios

¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? 1 Corintios 6:19.

“Mediante una figura hermosísima e impresionante, la Palabra de Dios muestra en qué consideración tiene nuestro organismo físico y la responsabilidad que tenemos de conservarlo en la mejor condición…. El cuerpo es un templo en el cual Dios desea morar… ; hay que conservarlo puro, como morada de pensamientos elevados y nobles.”—La Educación, 196.

“El conocimiento de que el hombre ha de ser templo para Dios, habitación para la revelación de su gloria, debe ser el mayor incentivo para el cuidado y desarrollo de nuestras facultades físicas. Asombrosa y maravillosamente Dios ha formado el cuerpo humano, y nos manda que lo hagamos objeto de nuestro estudio, que nos demos cuenta de sus necesidades, y que hagamos cuanto esté de nuestra parte para preservarlo de daño y de contaminación.”—El Ministerio de Curación, 252.

“Debiéramos cultivar hasta el más alto grado de perfección todas las facultades con que el Creador nos ha dotado, a fin de rendir la máxima utilidad de que somos capaces…. No podemos permitirnos dañar o entorpecer ninguna función de la mente o del cuerpo. Si lo hacemos deberemos sufrir las consecuencias.”—Counsels on Health, 107.

“El deseo de Dios para todo ser humano va expresado en las palabras: ‘Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas cosas, y que tengas salud, así como tu alma está en prosperidad.’” 3 Juan 2.—El Ministerio de Curación, 103.

========================

DEVOCIONAL: LA FE POR LA CUAL VIVO

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*