8 de noviembre 2020 | Devoción Matutina para Adultos 2020 | Temblor, estremecimiento y ansiedad

BUENA MEDICINA ES EL CORAZÓN ALEGRE

Lecturas devocionales para Adultos 2020

 

“Vino a mí palabra de Jehová, diciendo: ‘Hijo de hombre, come tu pan con temblor y bebe tu agua con estremecimiento y con ansiedad’ ” (Ezequiel 12:17, 18).

El quinto síntoma de la depresión es la agitación psicomotriz, los movimientos repetitivos y nerviosos sin propósito aparente. En algunos casos se observa lentitud en la moción, en los pensamientos y en las palabras. Ezequiel, como muchos otros profetas, tuvo que enfrentar la desagradable tarea de transmitir mensajes de castigo al pueblo. Los israelitas habían llegado a establecer alianzas con los pueblos circundantes hasta el punto de perder su propia identidad. Y Dios les advirtió que las consecuencias no serían agradables. Tendrían que comer con temblor y beber con estremecimiento y ansiedad; dicho de otro modo, vivir en agitación aun en medio de actividades que proporcionan alegría y satisfacción como el comer y el beber. ¿Por qué temblor, estremecimiento y ansiedad cuando la comida comunica alegría? Porque el pueblo ahora sabía que “las ciudades quedarían desiertas y la tierra sería asolada” (vers. 20). Conocer el desastre que se avecina es razón suficiente para amargar el gozo de la comida y la bebida.

La inquietud, la agitación y la ansiedad suelen acompañar a la depresión. Con frecuencia estos síntomas indican temor o nerviosismo ante malos agüeros, muchas veces infundados. Otras veces sobrevienen por la carga de la culpa, también infundada. El Salmo 32 revela dos estrategias espirituales para encarar estas situaciones. Primera, mirar al futuro con esperanza en el Señor: “Muchos dolores habrá para el impío; más al que espera en Jehová lo rodea la misericordia” (vers. 10). No es posible mantener un espíritu sereno a no ser que uno haya aprendido a contemplar el futuro con esperanza y especialmente mirar a Dios como el apoyo más seguro. Y segunda, hablar: “Mientras callé, se envejecieron mis huesos en mi gemir todo el día” (vers. 3). La mayor parte de la acción psicoterapéutica está basada en hablar, en desahogarse y en expresar las emociones que pesan en el alma. A veces esto se hace con un amigo, un hermano u otro ser querido que nos entienda y nos escuche. Y por encima del ser humano está Dios, quien nos comprende mejor. David habló a Dios debido a la carga de su culpa y el Señor lo perdonó (vers. 5).

Si estás pasando por alguna experiencia dolorosa, tal vez se deba a la consecuencia de tu propia transgresión, pero tal vez porque vives en un mundo injusto en el que todos sufrimos por causa del mal generalizado. En cualquier caso, acude al Señor, pues este mismo Salmo 32 te promete alegría, gozo y júbilo (vers. 11).

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*