8 de febrero 2019 | Devoción Matutina para Adultos | Libertad y respeto

“Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros” (Juan 13:34).

Una de las marcas históricas de la Iglesia Adventista del Séptimo Día es su defensa de la libertad, tanto religiosa como de expresión. Desde nuestro origen hemos levantado esta bandera, no solo para defender nuestro derecho de creer, predicar y adorar, sino también para compartir los principios de libertad y respeto con todos.

En una sociedad civilizada y con principios religiosos, la libertad y el respeto deberían ser valores naturales, pero no siempre ha sido así. Basta observar que, mientras que el 90% de los habitantes del mundo profesa alguna religión, lo que debería promover un ambiente de paz, amor y tolerancia, el 70% de la población vive en regiones con algún tipo de restricción a la libertad religiosa y el 32% sufre una restricción alta o muy alta. Como en nuestra región la mayoría de los países tiene baja restricción, terminamos acomodándonos con el tema. Sin embargo, día a día, el escenario está modificándose. Debemos ser agradecidos con Dios por la libertad oficial, pero también prepararnos para encarar los desafíos que comienzan a surgir.

Por otro lado, esos principios son una vía de doble mano. Así como debemos defender la libertad y usarla siempre con respeto ante cualquier creencia o persona, también necesitamos recibir el mismo derecho. No podemos aceptar ningún tipo de imposición que intente callar la expresión de nuestra fe.

Sobre este tema, nuestro deber es claro: “Debemos presentarles realmente lo que está en cuestión, e interponer así la protesta más eficaz contra las medidas destinadas a restringir la libertad de conciencia” (Testimonios para la iglesia, t. 5, p. 428). Nuestras acciones deben ser siempre en defensa de ideas, evitando el enfrentamiento innecesario. A fin de cuentas, no creemos en la imposición de nuestros valores sobre aquellos que no profesan nuestra fe. Si, para dar libertad religiosa a algunos, otros tienen que perderla, estaremos volviendo a la Edad Media, cuando la religión fue usada como medio de opresión.

Defendiendo, viviendo y compartiendo la libertad y el respeto, estaremos simplemente encarnando las enseñanzas de Jesús: “Que os améis unos a otros; como yo os he amado” (Juan 13:34).

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2019

NUESTRA ESPERANZA

Erton Kohler

Lecturas devocionales para Adultos 2019

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*