8 de diciembre 2020 | Devoción Matutina para Adultos 2020 | 16 minutos para salvarse

 

BUENA MEDICINA ES EL CORAZÓN ALEGRE

Lecturas devocionales para Adultos 2020

“Porque dice: ‘En tiempo aceptable te he oído, y en día de salvación te he socorrido’. Ahora es el tiempo aceptable; ahora es el día de salvación» (2 Corintios 6:2).

Es temporada de tornados. Tu casa se encuentra dentro del “corredor de tornados”, aquella área de los Estados Unidos donde se forman la mayoría de ellos. Un sistema de alarmas acaba de ser activado y las autoridades anuncian que tienes dieciséis minutos para prepararte, antes de que un inmenso embudo de viento llegue hasta donde tú estás. ¿Qué harías si tuvieses solo ese tiempo? ¿Dejarías tu preparación para el minuto final? ¿Rechazarías la advertencia, creyendo que se trata de una falsa alarma? ¿Desecharías los anuncios de las autoridades porque tu confianza en ellos ha disminuido?

El hecho sucedió el 20 de mayo de 2013, cuando un tornado con vientos de 400 km/h golpeó la ciudad de Moore (Oklahoma). Gracias al sistema de aviso temprano de tornados, los residentes de la zona tuvieron dieciséis minutos para buscar un refugio antes de que comenzara la catástrofe. Miles de personas salvaron sus vidas de una impresionante devastación buscando refugio en un lugar seguro. No obstante, perecieron veinticuatro personas y hubo más de trescientos setenta heridos.

La historia registra otro cataclismo aún más portentoso, ocurrido en tiempos de Noé. Este acontecimiento fue anunciado durante ciento veinte años y las personas tuvieron suficiente tiempo para prepararse, junto con sus familias. Día tras día, el patriarca anunció las amonestaciones del cielo, advirtiendo la destrucción del mundo antiguo. Sin embargo, los antediluvianos no quisieron dar crédito a las solemnes advertencias ni buscar refugio en el arca, así que solo ocho personas se salvaron.

Hace cerca de dos mil años, un nuevo acontecimiento cuyas dimensiones no tienen precedentes fue anunciado por Jesús y sus apóstoles: “Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche. Entonces los cielos pasarán con gran estruendo, los elementos ardiendo serán deshechos y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas” (2 Ped. 3:10). Tal como lo hizo en el pasado, Dios ha dejado un tiempo de preparación. No es un refugio blindado el que puede salvarnos en aquella hora. Más bien se trata de recurrir a la providencia divina en busca de protección. Han sido escritas claras instrucciones para salvaguardar a los suyos en toda adversidad, mucho más ahora, para resguardarnos en el día final.

¿Qué vas a hacer en esta oportunidad? ¿Dejarás tu preparación para el último minuto? ¿Rechazarás la advertencia como una falsa alarma? ¿Desecharás las amonestaciones bíblicas porque tu confianza en los cristianos ha disminuido? Recuerda que: “Ahora es el tiempo aceptable; ahora es el día de salvación”.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*