7 de Octubre | Una religión radiante | Elena G. de White | Alegres por la restauración del servicio del templo

«Y se alegró Ezequías con todo el pueblo de que Dios hubiera preparado al pueblo; porque la cosa fue hecha rápidamente». 2 Crónicas 29: 36

EZEQUÍAS, […] SUBIÓ AL TRONO decidido a hacer lo imposible para salvar a Judá de la situación en que estaba cayendo el reino del norte. […] Tan pronto ascendió al trono, empezó a hacer planes y a ejecutarlos. Primero dedicó su atención a restaurar los servi’ cios del templo, durante tanto tiempo descuidados, y para ello solicitó fervorosamente la cooperación de un grupo de sacerdotes y levitas que habían permanecido fieles a su sagrada vocación. […]

Era un tiempo en el que se debía actuar con rapidez. Los sacerdotes comenzaron enseguida. […] Iniciaron la obra de limpiar a conciencia el templo y reconsagrarlo. Debido a los años de profanación y negligencia, se presentaron muchas dificultades; pero los sacerdotes y los levitas trabajaron incansablemente, y en breve tiempo pudieron comunicar que su tarea había terminado.

Las puertas del templo habían sido reparadas y estaban abiertas; los utensilios sagrados recuperados y colocados en su sitio; y todo estaba listo para restablecer los servicios del santuario. En el primer servicio que se celebró, los gobernantes de la ciudad se unieron al rey Ezequías y a los sacerdotes y levitas para pedir perdón por los pecados de la nación. Se pusieron sobre el altar ofrendas por el pecado, «para reconciliar a todo Israel». «Cuando esto terminó, se inclinó el rey, y todos los que con él estaban, y adoraron». Nuevamente repercutieron en los atrios del templo las palabras de alabanza y oración. Se cantaban con gozo los himnos de David y de Asaf, mientras los adoradores reconocían que se los estaba liberando de la esclavitud del pecado y la apostasía. «Y se alegró Ezequías con todo el pueblo de que Dios hubiera preparado al pueblo; porque la cosa fue hecha rápidamente» (2 Crón. 29: 24, 29, 36).— Profetas y reyes, cap. 28, pp. 223-225.

Mi reflexión personal

_______________

_______________

DEVOCIONAL ADVENTISTA

UNA RELIGIÓN RADIANTE

Reflexiones diarias para una vida cristiana feliz

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*