7 de mayo | Devocional: Conflicto y Valor | ¿Cuál es el secreto?

Jueces 16:4-14.

Y Dalila dijo a Sansón: Yo te ruego que me declares en qué consiste tu gran fuerza. Jueces 16:6.

Después de su victoria, hicieron los israelitas juez a Sansón, y gobernó a Israel durante veinte años. Pero un mal paso prepara el camino para otro… Continuó buscando los placeres sensuales que le atraían hacia la ruina. “Después de esto aconteció que se enamoró de una mujer en el valle de Sorec”, a poca distancia de donde había nacido él. Ella se llamaba Dalila, “la consumidora”… Los filisteos observaban cuidadosamente los movimientos de su enemigo, y cuando él se envileció por esta nueva unión decidieron obtener su ruina por medio de Dalila.

Una embajada compuesta por uno de los hombres principales de cada provincia filistea fue enviada al valle de Sorec. No se atrevían a prenderle mientras estaba en posesión de su gran fuerza, pero tenían el propósito de averiguar, si posible fuera, el secreto de su poder. Por consiguiente sobornaron a Dalila para que lo descubriera y se lo revelara a ellos.

Al verse Sansón acosado por las preguntas de la traidora, la engañó diciéndole que las debilidades de otros hombres le sobrevendrían si se pusieran en práctica ciertos procedimientos. Cuando ella hizo la prueba, se descubrió el engaño. Entonces le acusó de haberle mentido y le dijo: “¿Cómo dices, Yo te amo, pues que tu corazón no está conmigo?”… Tres veces tuvo Sansón la más clara manifestación de que los filisteos se habían aliado con su hechicera para destruirle; pero cuando ella fracasaba en su propósito hacía de ello un asunto de broma, y él ciegamente desterraba todo temor.—Historia de los Patriarcas y Profetas, 608-610.

Al relacionarse con esta seductora, el juez de Israel malgastó horas preciosas que debieran haber sido sagradamente dedicadas al bienestar de su pueblo. Pero las pasiones deslumbrantes que hacen débil al más fuerte, habían obtenido el dominio de su razón y de su conciencia.—The S.D.A. Bible Commentary 2:1007.

La infatuación de Sansón parece casi increíble. Al comienzo no estaba tan dominado como para revelar su secreto; pero había entrado deliberadamente en la red del seductor de las almas, y sus mallas lo estaban aprisionando con cada  paso que daba.—Ibid.

DEVOCIONAL: CONFLICTO Y VALOR

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Category:

Devocional

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*