7 de julio 2020 | Devoción Matutina para Adultos 2020 | Abriendo caminos

 

BUENA MEDICINA ES EL CORAZÓN ALEGRE

Lecturas devocionales para Adultos 2020

 

“Subirá el que abre caminos delante de ellos; abrirán camino, pasarán la puerta y saldrán por ella. ¡Su rey pasará delante de ellos, y Jehová a su cabeza!” (Miqueas 2:13).

Uno de los hábitos perjudiciales para la salud que puede considerarse una verdadera epidemia mundial es el tabaquismo. Anualmente, mata a casi seis millones de personas.

Cada vez que le preguntaban por el cigarrillo, Juan decía con jocosidad: “Es muy fácil dejar de fumar. ¡Yo lo dejo todos los días!” Y de esa manera, evadía un problema que estaba siendo cada vez más difícil de resolver. La época de su juventud había pasado y el cigarrillo ya no constituía un símbolo de rebeldía o independencia. Más bien, denotaba falta de dominio propio que le estaba afectando no solo a su salud física, sino también a su vida familiar y laboral. Ahora, tratando de ocultar la ineficacia de sus intentos por despojarse de ese mal hábito, respondía con humor; sin embargo, en el fondo de su corazón deseaba tanto liberarse de ello como aquellos que lo reprochaban. ¿Cómo podría verse libre de ese hábito tan dañino? ¿Por qué no podía cambiar si tanto lo anhelaba?

Los avances crecientes en el área de las neurociencias muestran que los hábitos constituyen conexiones fijas entre neuronas. Para realizar una actividad, toda una serie de neuronas se activa concatenadamente, actuando de manera conjunta. Se trata de circuitos neuronales o rutas que se van reforzando en la medida que repetimos una acción y luego se automatizan y repiten casi hasta por inercia.

Por eso, cuando se trata de cambiar malos hábitos es inútil abstenerse de ellos de manera gradual. Por el contrario, es necesario formar un nuevo hábito modificando el patrón cerebral que lo genera. En otras palabras, es necesario armar un nuevo circuito de células nerviosas que se dediquen a realizar una nueva tarea. Activar un nuevo circuito neuronal puede ser tan complicado como abrir un nuevo camino en medio de una selva espesa. Lo bueno es que una vez abierto ese camino es más fácil volverlo a transitar, aunque siga siendo necesario mucho esfuerzo y voluntad, pues la menor distracción podría llevar a transitar el antiguo camino de manera inconsciente.

Con todo, para liberarnos de los malos hábitos, necesitamos del poder de Cristo. Mediante su fuerza podremos persistir y afirmarnos en el buen camino.

Los malos hábitos ejercerán una poderosa resistencia y el camino trazado por ellos difícilmente desaparecerá. Pero si dejamos de transitarlo, luchando contra ellos con valor y perseverancia, podremos decir confiadamente: “Subirá el que abre caminos delante de ellos; abrirán camino, pasarán la puerta y saldrán por ella. ¡Su rey pasará delante de ellos, y Jehová a su cabeza!”

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*