7 de agosto 2020 | Devoción Matutina para Adultos 2020 | La mejor medicina

BUENA MEDICINA ES EL CORAZÓN ALEGRE

Lecturas devocionales para Adultos 2020

 

“Hijo mío, está atento a mis palabras; inclina tu oído a mis razones. Que no se aparten de tus ojos; guárdalas en lo profundo de tu corazón, porque son vida para los que las hallan y medicina para todo su cuerpo’’ (Proverbios 4:20-22).

Uno de los problemas más alarmantes en las sociedades opulentas es el uso excesivo de medicamentos. Aparte de los efectos secundarios adversos, existe el alto riesgo de adicción, especialmente por el consumo de opiáceos para el dolor, los tranquilizantes (barbitúricos y benzodiacepinas) para la ansiedad y el estrés y las tan comunes pastillas para dormir. Solo en los Estados Unidos hay dieciséis millones de personas (5 % de la población) que abusan de los fármacos, según el Instituto Nacional de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). Los países europeos van por detrás, pero aumentan de forma preocupante. Alemania es un ejemplo típico con casi dos millones (2 % de la población) que abusan de las medicinas, según Europa contra las Drogas (EURAD, por sus siglas en inglés). Y los porcentajes casi se doblan cuando los datos se relativizan a la población adulta.

Detrás de esos números están las interminables historias de seres humanos que sufren las consecuencias, como el caso de Olga quien, en momentos de desánimo, empezó a sufrir insomnio. El médico le recetó unas cápsulas para dormir. Pero cuando concluyó el tratamiento, Olga había quedado atrapada en su uso y acudió a otro médico para que se las recetara. Su hermana le sugirió que tal vez era peligroso para su salud, pero Olga se enojaba con ella por meterse en su vida privada. Eran los signos de la adicción. En secreto, se sentía culpable e intentaba abandonar el hábito, pero no podía porque, al hacerlo, el insomnio se presentaba más fuerte que nunca y sentía temblor, angustia y dolor. Las necesitaba para calmar esos síntomas y así se confirmaba que estaba enganchada. Tuvo que asistir a una terapia de grupo especializada en un centro cristiano de rehabilitación donde se integraban las técnicas clínicas (hablar y hacer ejercicio físico) y la terapia espiritual (oración, música religiosa y meditación bíblica).

El texto de hoy describe un poderoso medicamento que actúa como medicina y comunica vida para el cuerpo. Gran parte del sufrimiento y del mal dormir de nuestros días (razones por las que muchos toman medicamentos) se debe a la falta de paz interior.

Dios nos insta a prestar atención a su Palabra. Si quieres una buena dosis de medicina celestial, escucha al Señor por medio de la palabra escrita y sigue sus directrices, pues te mantendrán apartado del mal y actuarán como eficaz medicina.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*