6 de noviembre | Devocional: La fe por la cual vivo | El verdadero heroísmo

Porque el Señor Jehová me ayudará; por tanto no me avergoncé, por eso puse mi rostro como un pedernal, y sé que no seré avergonzado. Isaías 50:7.

“La fuerza de carácter consiste en dos cosas: la energía de la voluntad y del dominio propio. Muchos jóvenes consideran equivocadamente como fuerza de carácter la pasión arrolladora; pero la verdad es que el que se deja dominar por sus pasiones, es un hombre débil. La verdadera grandeza del hombre y su nobleza, se miden por el poder de los sentimientos que subyugan, no por el de los sentimientos que lo vencen a él. El hombre más fuerte es aquel que, aunque sensible al ultraje, refrena sin embargo la pasión y perdona a sus enemigos. Los tales hombres son verdaderos héroes.”—Joyas de los Testimonios 1:719.

“Hay espinas en toda senda. Todos los que siguen la dirección del Señor deben esperar sinsabores, aflicciones y privaciones. Pero un espíritu de verdadero heroísmo les ayudará a vencer todo esto. Muchos magnifican enormemente las dificultades aparentes y luego empiezan a compadecerse de sí mismos y dar lugar al desaliento. Los tales … necesitan disciplinarse en el esfuerzo y vencer todos estos sentimientos infantiles. Deben decidir que la vida no es para ser malgastada en bagatelas. Deben decidirse a realizar algo de valor y luego hacerlo. Muchos hacen buenas resoluciones pero siempre están por hacer algo y nunca lo hacen….

“Cada uno debiera tener un blanco, un objetivo en la vida…. Los propósitos meritorios deben mantenerse constantemente en vista y cada pensamiento y acción tender a su realización.”—The Review and Herald, 6 de abril de 1886.

========================

DEVOCIONAL: LA FE POR LA CUAL VIVO

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*