6 de mayo | Devocional: La fe por la cual vivo | La restitución es necesaria

Si el impío restituyere la prenda, devolviere lo que hubiere robado, caminare en las ordenanzas de la vida, no haciendo iniquidad, vivirá ciertamente y no morirá. Ezequiel 33:15.

“Ningún arrepentimiento que no obra una reforma es genuino….

“En sus negocios, el cristiano ha de representar delante del mundo la manera en que nuestro Señor dirigiría las empresas comerciales. En toda transacción ha de dejar manifiesto que Dios es su maestro. Ha de escribirse ‘Santidad al Señor,’ en el diario y el libro mayor, en escrituras, recibos y letras de cambio. Los que profesan seguir a Cristo, y comercian de un modo injusto, están dando un testimonio falso contra el carácter de un Dios santo, justo y misericordioso….

“Si hemos perjudicado a otros por cualquier transacción comercial injusta, si nos hemos extralimitado en el comercio, o defraudado a algún hombre, aun dentro del marco de la ley, deberíamos confesar nuestro agravio, y hacer restitución en la medida en que podamos. Es justo que restauremos, no solamente lo que hemos tomado, sino todo lo que se habría ganado con ello si se lo hubiese usado correcta y sabiamente durante el tiempo que haya estado en nuestro poder.”—El Deseado de Todas las Gentes, 499.

“Si en cualquier manera hemos estafado o perjudicado a nuestro hermano, debemos hacer las retribuciones necesarias. Si hemos dado falso testimonio, sin saberlo, si hemos repetido equivocadamente sus palabras, si hemos afectado su influencia en cualquier manera, debemos acudir a las personas con quienes sostuvimos esa conversación, y retractarnos.”—El Discurso Maestro de Jesucristo, 53.

========================

DEVOCIONAL

LA FE POR LA CUAL VIVO

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*