6 de julio | Devocional: La fe por la cual vivo | Un templo construido con sacrificio

Di a los hijos de Israel que tomen para mi ofrenda: de todo varón que la diere de su voluntad, de corazón, tomaréis mi ofrenda. Éxodo 25:2.

“Dios mismo le dio a Moisés el plano con instrucciones detalladas acerca del tamaño y forma, así como de los materiales que debían emplearse y de todos los objetos y muebles que había de contener….

“Para la construcción del santuario fue necesario hacer grandes y costosos preparativos; hacía falta gran cantidad de los materiales más preciosos y caros; no obstante, el Señor sólo aceptó ofrendas voluntarias. ‘Di a los hijos de Israel que tomen para mí ofrenda: de todo varón que la diere de su voluntad, de corazón, tomaréis mi ofrenda.’ Éxodo 25:2. Tal fue la orden divina que Moisés repitió a la congregación. La devoción a Dios y un espíritu de sacrificio fueron los primeros requisitos para construir la morada del Altísimo.

“Todo el pueblo respondió unánimemente. ‘Y vino todo varón a quien su corazón estimuló… y trajeron ofrenda a Jehová para la obra del tabernáculo del testimonio…. Y vinieron así hombres como mujeres, todo voluntario de corazón… y cualquiera ofrecía ofrenda de oro a Jehová’. Éxodo 35:21, 22…

“El pueblo, fuesen ancianos o jóvenes, adultos o mujeres o niños, continuaron trayendo sus ofrendas hasta que los encargados de la obra vieron que ya tenían lo suficiente, y aún más de lo que podrían usar…. Todos los que aman el culto de Dios… mostrarán el mismo espíritu de sacrificio en la preparación de una casa donde él pueda reunirse con ellos.”—Historia de los Patriarcas y Profetas, 356, 357.

========================

DEVOCIONAL

LA FE POR LA CUAL VIVO

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*