6 de julio 2020 | Devoción Matutina para Jóvenes | Evangelista Torricelli

Hijo mío, si los pecadores quieren engatusarte, ¡dales la espalda! Proverbios 1:10.

Aquí tienes un experimento que puedes realizar. Llena un vaso con agua hasta la mitad. Sostén un pedazo de cartón delgado firmemente en la parte superior del vaso. Cuando lo hayas hecho, da vuelta el vaso hasta que la boca quede hacia abajo. Ahora, retira la mano del cartón. Este debiera quedar adherido al vaso, sosteniendo el agua dentro de él.

¿Qué es lo que permitió que el cartón y el agua permanecieran en su lugar? Fue la presión del aire que empujaba el cartón. Evangelista Torricelli fue el primero que descubrió el principio de la presión del aire. Vivió en Italia en el siglo XVII.

Para uno de sus experimentos usó un tubo de vidrio de aproximadamente 1,22 m de largo. Una de sus extremidades estaba completamente sellada. Llenó el tubo con mercurio hasta la orilla. Puso el dedo pulgar sobre el orificio, e invirtió el tubo cuidadosamente y lo introdujo en una fuente parcialmente llena de mercurio. Este se salió, pero no en su totalidad. El borde superior del mercurio llegaba a una altura de 96 cm sobre el nivel del que estaba dentro de la fuente. ¿Por qué no salió todo el mercurio del tubo?

La explicación de Torricelli fue la siguiente: vivimos sumergidos en el fondo de un océano de aire, el cual tiene peso, según lo comprueban ciertos experimentos realizados. Una columna de aire de 80 kilómetros de altura ejerce presión sobre la superficie del líquido en la fuente, lo cual hace que el mercurio dentro del tubo permanezca aproximadamente 96 cm sobre el nivel de la fuente. El mercurio se eleva hasta nivelarse con el peso del aire que lo presiona.

Los que pronostican el tiempo a menudo dicen que está subiendo el barómetro. En realidad, se refieren al nivel del mercurio dentro del tubo del barómetro. Cuando este se eleva, significa que el aire está más caliente y ejerce mayor presión. Se puede esperar buen clima. Contrariamente, el aire fresco pesa menos, lo cual hace que descienda el nivel del mercurio en el tubo; eso significa que hay que prepararse para un mal tiempo.

Existen otras presiones en tu vida además de las de la atmósfera. Una de ellas es la presión del “qué dirán”. Tus amistades ejercen mucha presión para que hagas lo que ellos hacen. Eso estaría muy bien, si fuera digno y provechoso. Cuando se trata de algo malo, debes resistir esa presión. ¡Con el poder de Jesús lo lograrás!

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*