6 de diciembre | Devocional: Recibiréis Poder | Descubramos las trampas del enemigo

Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. Efesios 6:10.

Como pueblo, estamos esperando la venida del Señor en las nubes del cielo. Entonces, ¡cuán cuidadosamente deberíamos examinar nuestros corazones para que sepamos si estamos en la fe o no! Parece haber una niebla ante los ojos de muchos, porque no disciernen las cosas espirituales y no reconocen las maquinaciones de Satanás para entramparlos. Los cristianos no han de ser esclavos de la pasión, sino controlados por el Espíritu de Dios. Pero muchos llegan a ser juguetes del enemigo porque cuando vienen las tentaciones, en lugar de apoyarse en Jesús, se centran en ellos mismos y abandonan el brazo de su Señor. Como resultado, pierden toda su fe y su valor ante la perplejidad. No recuerdan que en lo pasado Cristo les ayudó a salir de otras dificultades, que su gracia es suficiente para las pruebas diarias, y que él también puede auxiliarlos en la dificultad presente.

En nuestras pequeñas dificultades diarias experimentaremos fracasos si permitimos que nos irriten y angustien, y así las convertimos en piedras de tropiezo para nosotros y para otros. Pero, mediante la paciente resistencia, estas molestias diarias han de resultar en bendiciones de la mayor importancia si pedimos fuerzas para soportar mayores dificultades. Satanás nos presionará con las tentaciones más severas, por eso debemos aprender a acudir a Dios en toda y cualquier emergencia, como un niño acude a sus padres.

Profesamos ser cristianos bíblicos, y no se nos abandona en la oscuridad para dar un paso tras otro en la incertidumbre. Tenemos que saber adonde vamos. Es imposible estar en la oscuridad si seguimos a Cristo como nuestro líder, pues él dice: “El que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida”. Juan 8:12. Cuando el camino parezca obstruido por las dificultades y cubierto de oscuridad, debemos creer, confiar en que hay una luz guiadora y no desviarnos a la derecha ni a la izquierda sino seguir adelante, a pesar de todas nuestras pruebas y tentaciones.—The Review and Herald, 19 de mayo de 1891.

DEVOCIONAL: RECIBIRÉIS PODER

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Category:

Devocional

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*