6 de abril | Devocional: Una religión radiante | Perseverar alegre y pacientemente

«Para que vivan de manera digna del Señor, agradándole en todo. Esto implica dar fruto en toda buena obra, crecer en el conocimiento de Dios y ser fortalecidos en todo sentido con su glorioso poder. Así perseverarán con paciencia en toda situación». Golosenses 1: 10-11, NVI

EN LA VIDA CRISTIANA de todos los que obtengan finalmente la victoria, habrá habido terribles pruebas y aflicciones; pero su conocimiento de las Escrituras los habilitó para recordar las promesas animadoras de Dios, que confortaron su corazón y fortalecieron su fe en el poder del Omnipotente.— Testimonios para la iglesia, t. 5, p. 545.
En todos los tiempos los testigos señalados por Dios se han expuesto al vituperio y la persecución por amor a la verdad. […] Estos ejemplos de constancia atestiguan de la fidelidad de las promesas de Dios, su constante apoyo y su gracia vivificadora. Testificaron del poder de la fe para resistir a los poderes del mundo. Es obra de la fe confiar en Dios en los momentos de más densa oscuridad, y sentir, a pesar de ser duramente probados y azotados por la tempestad, que nuestro Padre empuña el timón. Solo el ojo de la fe puede ver más allá de lo presente para percatarse realmente del valor de las riquezas eternas — Los hechos de los apóstoles, cap. 56, p. 427-428.
Hablemos, por tanto, de las promesas; hablemos de la permanente voluntad de Jesús para bendecimos. Él no nos olvida ni por un instante. Cuando, a pesar de circunstancias desagradables, sigamos confiados en su amor y unidos íntimamente con él, la percepción de su presencia nos inspirará un gozo profundo y reconfortante.— El ministerio de curación, cap. 41, p. 351.
«Porque sabemos que el sufrimiento produce perseverancia; la perseverancia, entereza de carácter; la entereza de carácter, esperanza». Romanos 5; 3-4,. NVI

MI REFLEXION PERSONAL
_________________________
_________________________
_________________________

UNA RELIGIÓN RADIANTE
Reflexiones diarias para una vida cristana feliz
Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*