¡Se acerca otro Pentecostés! 5 de septiembre
Y daré bendición a ellas y a los alrededores de mi collado, y haré descender la lluvia en su tiempo; lluvias de bendición
serán. Ezequiel 34:26.
Bajo la figura de la lluvia temprana y tardía que cae en los países orientales al tiempo de la siembra y la cosecha, los profetas
hebreos predijeron el derramamiento de la gracia espiritual en una medida extraordinaria sobre la iglesia de Dios. El derramamiento
del Espíritu en los días de los apóstoles fue el comienzo de la lluvia temprana, y gloriosos fueron los resultados… Pero cerca del fin
de la siega de la Tierra, se promete una concesión especial de gracia espiritual, para preparar a la iglesia para la venida del Hijo del
hombre. Este derramamiento del Espíritu se compara con la caída de la lluvia tardía.—Los Hechos de los Apóstoles, 45.
La gran obra de evangelización no terminará con menor manifestación del poder divino que la que señaló el principio de ella.
Las profecías que se cumplieron en tiempo de la efusión de la lluvia temprana, al principio del ministerio evangélico, deben volverse
a cumplir en ocasión de la lluvia tardía, al fin de dicho ministerio…
Vendrán siervos de Dios con semblantes iluminados y resplandecientes de santa consagración, y se apresurarán de lugar en lugar
para proclamar el mensaje celestial. Miles de voces predicarán el mensaje por toda la Tierra. Se realizarán milagros, los enfermos
sanarán y signos y prodigios seguirán a los creyentes. Satanás también efectuará sus falsos milagros, al punto de hacer caer fuego del
cielo a la vista de los hombres. Apocalipsis 13:13. Es así como los habitantes de la Tierra tendrán que decidirse en pro o en contra de
la verdad.
El mensaje no será llevado adelante tanto con argumentos como por medio de la convicción profunda inspirada por el Espíritu de
Dios. Los argumentos ya fueron presentados. Sembrada está la semilla, y brotará y dará frutos… Pero entonces los rayos de luz
penetrarán por todas partes, la [265] verdad aparecerá en toda su claridad, y los sinceros hijos de Dios romperán las ligaduras que los
tenían sujetos. Los lazos de familia y las relaciones de la iglesia serán impotentes para detenerlos. La verdad les será más preciosa
que cualquier otra cosa.—Seguridad y Paz en el Conflicto de los Siglos, 669, 670.

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Category:

Devocional

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*