5 de octubre 2020 | Devoción Matutina para Jóvenes | Karl Landsteiner

Podemos hacer nuestros planes, pero el Señor determina nuestros pasos. Proverbios 16:9.

A los doce años de edad, Karl Landsteiner planeaba ser músico cuando terminara la escuela.

-Lo hiciste muy bien hoy -le había dicho su maestro-. Pronto estarás listo para dar tu primer recital en público.

Mientras caminaba por una de las avenidas de Viena, Karl se imaginaba a sí mismo sentado en un gran piano tocando “El Danubio azul” para el emperador Franz Joseph. Casi podía oír los aplausos de la gente que llenaba el teatro de su fantasía. Mientras caminaba, mecía su portafolio con música al son del vals que acababa de tocar en su imaginación.

Karl recorría las calles atestadas de gente, sin fijarse bien por dónde iba. De pronto, una violenta sacudida y un alboroto lo dejó frente a frente a un anciano vestido de levita.

-Oh, pe-perdóneme, señor -tartamudeó Karl-, Cre-creo que estaba soñando.

Se agachó para recogerle el bastón al anciano.

-Yo también venía soñando -le dijo el venerable hombre con una amable sonrisa-. ¿Me podrías indicar cómo llegar a Ringstrasse?

-Siga derecho por esta calle -respondió Karl- Se topará con ella.

Esa tarde, mientras cenaba con su mamá, leía el periódico. Repentinamente le llamó la atención el dibujo de un anciano con anteojos. Leyó: “Luis Pasteur predice que se podrá conquistar el cólera en un laboratorio de química”.

-¡Mira, mamá! Yo vi a este hombre hoy. Me preguntó cómo llegar a Ringstrasse.

Emocionado, leyó el reportaje del discurso del famoso Pasteur acerca de los microbios y los parásitos.

Al día siguiente, Karl trajo una enorme pila de libros de la biblioteca. Leyó acerca de Lister, Koch, Jenner y Pasteur. Por primera vez en su vida penetró en el fascinante mundo de la ciencia.

Ahora sabía que debía llegar a ser médico. Ese encuentro accidental con Pasteur lo condujo al descubrimiento de los tipos sanguíneos 0, A, B y AB.

Al igual que Karl, bien podrías tener ciertos planes para tu vida; pero, ¿a quién mandará Dios para hacer ciertos cambios en ellos? Las personas que conocemos o aquellos de quienes leemos, a menudo son usados por Dios para dirigir nuestros pasos.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*