5 de marzo 2019 | Devoción Matutina para Adolescentes | Amor de ida y vuelta

El que es bondadoso se beneficia a sí mismo; el que es cruel, a sí mismo se perjudica. Proverbios 11:17, NVI.

Cuando estaba en la universidad, hablé con mis padres sobre la posibilidad de dedicar un año a estudiar francés en Francia. A ellos no les pareció mal la idea, así que hablamos sobre todos los detalles. Por supuesto, teníamos que analizar los costos, para asegurarnos de poder asumirlos. Hablamos de que no vería a mi familia durante todo un año, porque sería demasiado costoso volver a los Estados Unidos durante los recesos. También hablamos sobre lo costosas que eran las llamadas telefónicas entre Europa y los Estados Unidos. Recuerdo que cuando estuve allá, no había correo electrónico, mensajes de texto, teléfonos celulares, ni Skype, FaceTime o Facebook. Las únicas opciones para comunicarnos ese año eran el teléfono fijo (lo cual salía muy caro) o escribir cartas. Sí, me refiero a cartas con papel, sobres y estampillas que se envían por correo y tardan semanas en llegar. Como teníamos un presupuesto muy ajustado, calculamos que podría llamar a casa una vez al mes, durante unos diez minutos solamente. Como eso me parecía muy poco, me aseguré de usar a menudo la opción más barata: escribir cartas.

Durante mi año en Francia envié docenas de cartas a mis padres y hermanos. Cada vez que viajaba a algún lugar, me aseguraba de enviarles una tarjeta postal. Por supuesto, ansiaba el momento en que hacía la llamada telefónica mensual. Unos quince años después, estando de visita en la casa de mis padres, ellos sacaron un álbum de fotos que yo nunca antes había visto. Cuando lo abrí, ¡me sorprendí al encontrar todas las postales que les había enviado desde Europa aquel año! Pasé las siguientes horas examinando a fondo el álbum, con una gran sonrisa, y leyendo cada tarjeta que les había enviado. Fue un grato paseo por los recuerdos.

Envié todas esas postales para ayudar a mis padres a no extrañarme tanto: pero años después fui yo quien se benefició de mi propio acto de generosidad. Sé considerado y amable con la gente más cercana a ti. Ellos se beneficiarán de tu bondad ahora, ¡y quizá tú te beneficies también más adelante!

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018

PASAPORTE A LA AVENTURA

Rich Aguilera

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2019

Loading...
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*