5 de enero | Devocional: Una religión radiante | La alegría de los justos

«Mas los justos se alegrarán; se gozarán delante de Dios y saltarán de alegría». Salmo 68: 3

TODO LO QUE SE HACE para gloria de Dios tiene que hacerse con alegría, no con tristeza o pesar. No hay nada lóbrego en la religión de Cristo. Si por su actitud de congoja los cristianos dan la impresión de sentirse decepcionados del Señor, están presentando una concepción falsa de su carácter y proporcionando argumentos a sus enemigos. Aunque de palabra llamen a Dios su Padre, su pesadumbre y tristeza los hace parecer huérfanos ante el mundo.
Cristo desea que hagamos que resulte atractivo servirle a él, puesto que realmente lo es. Que sea pues únicamente nuestro compasivo Salvador quien conozca nuestros sacrificios y las angustias de nuestro corazón. Depositemos nuestras cargas al pie de la cruz, y sigamos adelante gozándonos en el amor de Aquel que primeramente nos amó.— El discurso maestro de Jesucristo, cap. 4, pp. 137-138.

«Por tus decretos,
todo subsiste hoy,
y todo está a tu servicio.
Si en tudey no hallara mi regocijo,
la aflicciónya habría acabado conmigo,
jamás me olvidaré de tus mandamientos,
porque con ellos me has devuelto la vida».
Salmo 119: 91-93, RVC

Mi reflexión personal

UNA RELIGIÓN RADIANTE
Reflexiones diarias para una vida cristana feliz
Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*