5 de diciembre 2020 | Devoción Matutina para Damas 2020 | Mejor en bicicleta

 

UN DÍA A LA VEZ

Lecturas Devocionales para Mujeres 2020

 

«Como dice la Escritura: ´ ¡Qué hermosa es la llegada de los que traen buenas noticias!´” (Rom. 10:15).

 

Un hombre sencillo y oriundo de Panamá, de apellido Atencio, se había trasladado a Costa Rica para estudiar en la universidad. Aunque tenía la meta de obtener un título universitario, esa no era en realidad la meta de su vida. Él vivía plenamente comprometido con las cosas de Dios; jamás perdía el tiempo. Siempre sonriente, de voz pausada y, ante todo, humilde, Atencio era un gran misionero.

Cierto día, se detuvo frente a una colchonería y decidió entrar para solicitar empleo. El dueño le permitió trabajar para él, sin saber que Atencio no solo deseaba recibir un salario, sino también llevar a ese hombre y a su familia al conocimiento de Dios. Quería evangelizarlo para Jesús y así lo hizo. Cada día, al terminar su jornada laboral, Atencio se dirigía a la casa de su jefe para hablarle de Cristo. Poco a poco se fue ganando el cariño de la familia gracias a su amistad sincera y a un genuino interés por hablar de la Biblia. Finalmente, toda la familia entregó su vida a Cristo por medio del bautismo.

Con el tiempo, Atencio volvió a dedicarse a su verdadero oficio, que es el de panadero. Subido cada día en una sencilla bicicleta, repartía no solo pan físico, sino también pan espiritual. Por ello, su antiguo jefe de la colchonería le obsequió un auto y un horno. Pasado un tiempo, Atencio fue a visitarlo para decirle:

—Gracias por el auto que me regalaste, pero no lo puedo aceptar. Al ir en bicicleta, la gente entiende que soy humilde y me escuchan cuando les hablo de Jesús. Pero si voy en auto, no obtengo esa respuesta, no encuentro a quién hablarle de Jesús. Por eso prefiero ir en bicicleta, para poder continuar con la obra de Dios.

¡Qué hermosos los pies de Atencio, que van de aquí para allá llevando las buenas noticias de la salvación en Cristo Jesús! ¿Qué me dices de tus pies? ¿Qué me dices de los motivos por los que tomas las decisiones que tomas? ¿Es la predicación del evangelio una prioridad en tu vida? ¿Es la salvación de las almas algo que consideras a la hora de vestirte, relacionarte o gastar tu dinero, por ejemplo? ¿Qué es lo que te mueve a la acción? Te animo a que hagas espacio en tu vida para llevar las buenas nuevas de salvación a otros.

 

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*