5 de diciembre 2019 | Devoción Matutina para Adultos | Él vive

“Todavía un poco, y el mundo no me verá más; pero vosotros me veréis; porque yo vivo, vosotros también viviréis” (Juan 14:19).

La inversión de valores de la contracultura y de la teoría que dice que Dios está muerto se arrastraba por el mundo al final de la década de 1960. Por causa de eso, Bill y Gloria Gaither se sentían aprehensivos en relación con el futuro. Tenían dos hijas y aguardaban la llegada de un nuevo bebé. El rumbo del mundo estaba provocando miedo al matrimonio por lo que depararía el futuro para su bebé.

Sin embargo, decidieron mirar hacia arriba y confiar en Dios. Se volvió a encender en su mente la seguridad de que Jesús está vivo y que, por ese motivo, podrían “creer en el mañana” para su hijo. Fue con esa confianza que Bill y Gloria compusieron el himno “Él vive hoy” (Himnario Adventista, N° 436).

Casi cincuenta años han pasado desde la composición de ese himno, y el mundo está todavía más caótico desde todos los puntos de vista: ateísmo, corrupción, violencia e inmoralidad de todo tipo se multiplican ante nuestros ojos. Considerando que el mundo va de mal en peor, es aterrador imaginar el futuro de la humanidad.

Sin embargo, la Palabra de Dios está llena de promesas preciosas sobre el futuro. ¡Muy pronto Jesús volverá! En ese evento se concentran todas nuestras expectativas, pues es a partir de él que todos los problemas del mundo serán definitivamente resueltos. La Tierra será purificada y renovada. Después de una temporada de mil años en el cielo, los salvos podrán vivir aquí para siempre, sin miedo del futuro.

Un nuevo año se aproxima, y es común que tengamos algún recelo sobre lo que nos espera a futuro. Pensamos en los desafíos financieros, en el mantenimiento de nuestro empleo y de la renta, en nuestra salud, en las situaciones familiares: en fin, tenemos una larga lista de preocupaciones. Sin embargo, la certeza de que Cristo está vivo y que un día volverá es suficiente para mantenernos en paz en relación con el futuro. Ocurra lo que ocurra, podemos contar con la presencia constante del Espíritu Santo, que trabaja de manera incansable para prepararnos para vivir en el cielo.

No le tengas miedo al futuro. Confía plenamente en Jesús y canta desde el fondo de tu corazón el motivo de tu seguridad:

Él vive hoy, no hay mañana incierto.

Él vive hoy, ya no hay temor.

Mi vida tiene más sentido ahora,

Pues mi futuro en sus manos hoy está.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2019

NUESTRA ESPERANZA

Erton Kohler

Lecturas devocionales para Adultos 2019

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*