4 de Octubre | Una religión radiante | Elena G. de White | La alegría de la liberación

«Moisés contó a su suegro todas las cosas que Jehová había hecho al faraón y a los egipcios por amor de Israel, todo el trabajo que habían pasado en el camino y cómo los había librado Jehová. Se alegró Jetro de todo el bien que Jehová había hecho a Israel al haberlo librado de manos de los egipcios». Exodo 18: 8-9

NO MUY LEJOS DEL LUGAR donde los israelitas estaban acampando vivía Jetro, el suegro de Moisés. Jetro había oído hablar de la liberación de los hebreos, y fue a visitarlos para llevar a su yerno su esposa y sus dos hijos.

Los mensajeros informaron al gran caudillo de la llegada de su familia, así que salió lleno de alegría a recibirla. Terminados los primeros saludos, la condujo a su tienda.

Moisés había hecho regresar a su familia al hogar paterno de su esposa, cuando iba a cumplir la peligrosa tarea de sacar a los israelitas de Egipto; pero ahora nuevamente iba a poder gozar del apoyo y el cariño de los suyos.

Moisés relató a Jetro la manera en que Dios había obrado maravillosamente en favor de Israel, y el patriarca se regocijó y bendijo al Señor, y se unió a Moisés y a los ancianos para ofrecer sacrificios y celebrar una fiesta solemne en conmemoración de la misericordia de Dios.— Patriarcas y profetas, cap. 26, p. 272.

«Y exclamó: cc¡Alabado sea el Señor, que los sabio a ustedes del poder de los egipciosl ¡Alabado sea el que sabó a los israelitas del poder opresor del faraón! Ahora sé que el Señor es más grande que bdos los dioses, por lo que hizo a quienes trataron a Israel con arrogancia”». Éxodo 18: 10-11, NVI

Mi reflexión personal

_______________

_______________

DEVOCIONAL ADVENTISTA

UNA RELIGIÓN RADIANTE

Reflexiones diarias para una vida cristiana feliz

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*