4 de noviembre 2020 | Devoción Matutina para Menores 2020 | Pedro sana a un paralítico

 

DESCUBRE EL MEJOR LIBRO DEL MUNDO

Lecturas Devocionales para niños 2020

Pedro le dijo: ‘no tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy: en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda’ ” (Hech. 3:6).

-La historia de hoy se parece a los milagros que hizo Jesús – inició la mamá- Los discípulos habían recibido el poder del Espíritu Santo: sabían hablar varios idiomas y podían sanar enfermos y resucitar muertos.

-¿El Espíritu Santo los acompañaba siempre? -preguntó Susana.

-Siempre y cuando ellos respondieran al llamado que Dios les hacía -dijo la mamá-, porque los dones del Espíritu son para la edificación de la iglesia, no para que uno se sienta mejor o especial. Bueno, sigo con la historia que les estaba contando. Una vez, un hombre paralítico de nacimiento supo que Jesús sanaba a los enfermos y quiso ir al Templo para verlo, pero su problema se lo había impedido. Hasta que un día, por fin, sus amigos pudieron llevarlo al Templo. Pero Jesús ya había muerto.

“Al llegar al Templo, el paralítico se enteró de que Jesús ya había muerto, ¡y resucitado! Sintió que había perdido la única esperanza que le quedaba. Sus amigos se compadecieron de él y cada día lo colocaban a la puerta del Templo para que la gente le echara unas monedas. Cierto día que Pedro y Juan fueron al Templo, el paralítico les extendió la mano para pedirles unas monedas. Pedro le dijo que no tenía dinero para darle y al escuchar esas palabras el paralítico se desanimó. Sin embargo, Pedro siguió hablando: “En el nombre de Jesucristo, levántate y anda”. Pedro lo tomó de la mano y el paralítico se levantó. Lleno de alegría, entró al Templo junto con ellos, alabando a Dios. El Espíritu Santo también se nos ha prometido a nosotros, que somos discípulos de Jesús. Él nos concede dones que debemos usar para la edificación de la iglesia”, concluyó la mamá.

TU ORACIÓN: Querido Jesús, ayúdame a usar los dones que el Espíritu Santo me ha dado para tu gloria.

¿SABÍAS QUÉ? El paralítico sanado por Pedro tenía cuarenta años.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*