4 de julio | Devocional: Hijos e Hijas de Dios | El mayor poder del mundo

«Fortaleza para el íntegro es el camino del Señor, pero ruina para los que obran iniquidad». Proverbios 10: 29, BA

DESDE EL PRINCIPIO hubiéramos caminado de acuerdo con las indicaciones divinas, miles y miles se hubieran convertido a la verdad presente. Pero muchos han avanzado por senderos torcidos. Hermanos míos, que sus sendas sean derechas, no sea que el que cojea se aparte del buen camino. Que nadie siga un camino torcido que hayan seguido otros antes, porque de ese modo no solamente se desviarán ustedes, sino que además harán que otros caminen con mayor facilidad por ese camino tortuoso. Decídanse a caminar en la senda de la obediencia. Asegúrense de que están bajo el amplio escudo protector del Omnipotente. Tengamos bien presente que los rasgos de carácter del Señor han de revelarse en nuestra vida, y que debe realizarse en todos nosotros una obra que modelará nuestro carácter de acuerdo con la semejanza divina. Sometámonos pues a la dirección del que es Cabeza sobre todos. […]

Dios honrará y engrandecerá a todo aquel que le sea leal, que con fervor trate de caminar ante él en la perfección de la gracia de Cristo. El Señor jamás abandonará a nadie que sea humilde y reverente.

¿No confiaremos en que él puede obrar en nuestro corazón? ¿No sabemos, por cierto, que, si se lo permitimos, nos hará puros y santos, y mediante su gracia abundante nos habilitará para ser colaboradores suyos? ¿No vamos entonces a ser capaces de apreciar, con percepción aguda y santificada, la firmeza de sus promesas, y así poder apropiamos de ellas; no porque seamos dignos, sino porque mediante la verdadera fe nos acogemos a la justicia de Cristo?.— Manuscrito 96, 1902.

No hay nada tan grande y poderoso como el amor de Dios por sus hijos.— Revieiv and Herald, 15 de marzo de 1906.

DEVOCIONAL HIJOS E HIJAS DE DIOS

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Librería IADPA

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*