4 de julio 2019 | Devoción Matutina para Jóvenes | Libertad

Escoge, pues, la vida. Deuteronomio 30:19.

George Washington encabeza la lista de los héroes de los Estados Unidos, pero hay otro personaje cuya contribución le infundió a la nación el espíritu de libertad plena: Roger Williams.

En 1635, los inmigrantes europeos ya estaban establecidos en el noreste de América, pero los “puritanos”, celosos cristianos, castigaban a los bebedores de vino, los adúlteros, los violadores del domingo y los herejes. Les cortaban las orejas, los azotaban o los colgaban. El voto era solo para los miembros de la iglesia, y los salarios de los clérigos se pagaban de los impuestos. Las colonias se estaban convirtiendo en teocracias, un tipo de gobierno en que la autoridad política, considerada emanada de Dios, es ejercida por sus ministros.

Roger Williams, también puritano, alegaba que el Estado no debía intervenir en asuntos religiosos, pero fue hostigado, y huyó hacia la selva. “Durante catorce semanas —cuenta él— anduve vagando en medio de las inclemencias del invierno”. En 1636 Roger Williams llegó a la bahía de Narragansett y echó los cimientos del primer Estado de los tiempos modernos que reconoció en el pleno sentido de la palabra la libertad religiosa: Rhode Island. Mediante un pacto fundamental, la religión quedó excluida de la legislación civil, y por primera vez se reconoció la plena libertad en asuntos religiosos. Estos principios democráticos han inspirado la declaración de derechos de varios Estados posteriormente.

Esta misma libertad que Roger Williams defendió fue defendido por Cristo 16 siglos antes, cuando dijo: “Dad, pues, a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios” (Mat. 22:21). Cristo y Roger Williams defendieron la madre de todas las libertades: la libertad de conciencia. Gracias a la libertad de conciencia, los Estados Unidos son una democracia.

La libertad de conciencia y los derechos humanos, otorgados por Dios, son derechos naturales que el Estado ha de proteger. Podemos decidir creer o no, pero Dios recomienda: “Escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia: amando a Jehová tu Dios” (Deut. 30:19,20).

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2019

VOLANDO ALTO – VALORES

Lecturas devocionales para Jóvenes 2019

Loading...
Compartir
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*