4 de diciembre 2020 | Devoción Matutina para Jóvenes | Guillermo Carey

Vayan por todo el mundo y prediquen la Buena Noticia a todos. Marcos 16:15.

-¿No habrá otro asunto que tratar en esta reunión? -preguntó el Dr. Ryland, presidente de la junta.

Desde el fondo del salón, Guillermo Carey, de 25 años de edad, se levantó.

-Me pregunto si el mandato del Señor, de “Vayan por todo el mundo y prediquen la Buena Noticia a todos” sigue en pie para nosotros hoy.

-¡Siéntese, jovencito! -ordenó el Dr. Ryland-, ¡Cuando Dios quiera convertir a todos los paganos, lo hará sin su ayuda!

El Sr. Carey se sentó obedientemente, pero no pudo dejar de pensar en la pregunta que había formulado. Volvió a su casa para estudiar la Escritura y leer todo lo relativo a la “Buena Noticia a todos”. Trazó un gran mapa del mundo entero y lo colgó en la pared de su taller de zapatero. Sobre él escribía todos los datos posibles acerca de las personas que habitaban cada región. Cuanto más estudiaba, más se convencía de que había llegado el momento de llevar el evangelio a todo el mundo.

En 1792 se le pidió a Guillermo que predicara en una reunión de la Asociación Bautista. Eligió el texto de Isaías 54:2: “Agranda tu casa”.

-El Señor nos llama para que llevemos las buenas nuevas de su gracia salvadora a las naciones paganas que aún están en tinieblas -decía Carey-, Debemos mirar más allá del círculo estrecho hasta los rincones más alejados del mundo, donde hay millones de personas que todavía no han oído el nombre de Cristo. ¡No solo debemos esperar cosas grandes de Dios, sino además debemos intentar cosas grandes para él!

Muchas cabezas se movían afirmativamente por aquí y por allá, a propósito de lo que decía Guillermo; pero la reunión concluyó sin haberse tomado una decisión. Carey no soportó más la presión y abordó al pastor Andrew Fuller:

-¿No piensa hacer nada al respecto?

Como resultado de aquella sesión, se organizó una sociedad misionera, y Guillermo Carey fue enviado a la India. Permaneció allí cuarenta años, y tradujo la Biblia a cuarenta dialectos diferentes. A pesar de todo lo que han hecho los misioneros en los últimos doscientos años, todavía hay miles de aldeas en la India que no conocen a Cristo. Millones en el mundo entero ignoran que Jesús los ama. ¿No irías tú a enseñarles?

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*