4 de diciembre 2020 | Devoción Matutina para Adultos 2020 | Una vida por otra

 

BUENA MEDICINA ES EL CORAZÓN ALEGRE

Lecturas devocionales para Adultos 2020

 “Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos” (Juan 15:13).

En una compilación de biografías universales, se relata la historia de dos grandes amigos y filósofos pitagóricos: Damon y Fintias, que vivieron en Siracusa, Sicilia, bajo el reinado de Dionisio el tirano, en el siglo IV a.C. Según la historia, Fintias fue condenado a muerte por haber sido acusado de conspirar contra Dionisio. No obstante, pidió ser dejado temporalmente en libertad para poner en orden sus asuntos. Mientras tanto, Damon quedaría preso en garantía hasta su retorno. Como el rey no podía concebir que alguno expusiera su vida en lugar de otro, les advirtió que, en el caso de no comparecer al momento de la ejecución de la sentencia, el garante debería morir por el culpable. A pesar de las burlas recibidas, Damon estuvo de acuerdo en comprometer su vida, aun si no quedara libre de manera oportuna. Para sorpresa de todos, unos pocos minutos antes de que se cumpliera el plazo para la ejecución, apareció Fintias, como lo había prometido. Ante tal magna prueba de afecto y lealtad, el rey Dionisio perdonó a ambos, suplicándoles que le permitieran participar de tan noble amistad.

De la misma manera, una sola sentencia recae sobre cada pecador: “Porque la paga del pecado es muerte” (Rom. 6:23). Por lo tanto, todo aquel que ha cometido pecado debería, según esta ley, morir. Robo, adulterio, codicia, mentira y engaño deshonra a los padres o desprecio a Dios, son algunos de los antecedentes dignos de la pena máxima. A su debido tiempo, la ley exigirá su cumplimiento y, sin demora alguna, la sentencia se ejecutará. ¿Quién podrá reemplazarnos como nuestro garante? ¿Qué inocente amigo pondría su vida en nuestro lugar? ¿Cómo salir finalmente en libertad?

La Biblia enseña que hay un Amigo dispuesto a ayudarnos. El mismo Rey del cielo ofreció su vida para ocupar nuestro lugar. Sin importar la magnitud del pecado, desea ser el garante de todos los que lo acepten, dispuesto a comprometer su vida con tal de vernos en libertad.

Querido lector, el día del juicio se acerca para todos. No obstante, tenemos en Cristo al más grande amigo, dispuesto a morir a cambio de nuestra libertad. No tendremos que volver a pagar nuestras culpas. Viviendo con él cada día saldremos libres en el día final.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*