4 de abril 2019 | Devoción Matutina para Adolescentes | El horrible viaje en autobús

Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios. 1 Corintios 6:20, RV60.

Salimos de Hurgada, Egipto, y nos dirigimos hacia el norte, a la ciudad de Suez, junto al Canal de Suez. Este viaje en autobús terminó siendo una de las experiencias más difíciles de todo el viaje. Cuando subimos al autobús, estaba repleto de gente, así que mis amigos y yo tuvimos que sentarnos por separado. El siguiente desafío que encontramos en ese viaje fue que los únicos asientos disponibles para sentarnos estaban en la parte trasera del autobús. Esto resultó ser un problema porque en la parte delantera había un pequeño televisor instalado en el techo, donde se veían antiguas películas egipcias, pero los únicos parlantes que estaban funcionando eran los de la parte trasera. Para que todos los pasajeros pudieran escuchar la película, tanto los que iban delante como los que iban hasta atrás, el conductor había puesto el volumen al máximo. Así que el sonido ensordecedor de películas en árabe tronó en mis oídos durante diez horas.

Aunque te parezca mentira, esa no fue la única dificultad de ese viaje en autobús. Cerca del 75 por ciento de los pasajeros fumaba constantemente, y como los egipcios consideraban que esa época del año era invierno, todas las ventanillas del autobús estaban cerradas. Si alguna vez llego a tener cáncer le pulmón, ¡sabré qué lo causó! Afortunadamente, pude sentarme en un asiento con ventanilla, y discretamente logré abrirla unos cinco centímetros. Mis vecinos se quejaban de vez en cuando, pero siempre logré mantenerla un poquito abierta. Pasé las diez horas del viaje luchando por presionar mi nariz contra esa pequeña abertura, a la búsqueda desesperada de aire fresco. Cuando finalmente llegamos a Suez, tenía el cuello acalambrado y no pude moverlo durante las veinticuatro horas siguientes.

Fumar es muy destructivo para nuestro cuerpo. La Biblia dice que fuimos comprados con la sangre de Jesús; por tanto, debemos glorificar a Dios con nuestro cuerpo. Presta atención a lo que haces con tu cuerpo; no solo lo que introduces en él sino también cómo lo usas. Honra a Dios con tu cuerpo.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018

PASAPORTE A LA AVENTURA

Rich Aguilera

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2019

Loading...
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*