31 de octubre 2020 | Devoción Matutina para Jóvenes | Fredericus Johannine Pritham

“¡Socorro, Señor!”, clamaron en medio de su dificultad, y él los salvó de su aflicción. Salmo 107:19.

Fred J. Pritham, médico de campo en las regiones remotas del Estado de Maine, Estados Unidos, pudo observar varios casos raros en sus días. Una mujer que cayó por las escaleras había perdido diez centímetros de cuero cabelludo cuando llegó al pie de ellas. Los vecinos hicieron todo lo posible por detener la hemorragia.

-Yo siempre uso harina -dijo uno vertiendo una taza del polvo blanco en la herida abierta.

La harina se convirtió pronto en una pasta pegajosa y roja. Pero la sangre siguió fluyendo.

-Estoy seguro de que la melasa, o miel de caña de azúcar, puede detener la hemorragia -sugirió otro amigo.

Le vertió una vasija llena del líquido espeso y pegajoso sobre la herida y la harina, pero de nada sirvió.

-¡Tengo una buena idea! -dijo un anciano granjero.

Fue a la hoguera y recogió una pala llena de ceniza caliente y se la aplicó sobre los demás “medicamentos”. El dolor era tan fuerte que la paciente se desmayó.

-Creo que será mejor llamar al doctor Pritham -sugirió el vecino más prudente entre los presentes.

Cuando el doctor llegó, encontró una capa gruesa de melasa endurecida mezclada con harina, cabello, sangre y cenizas. Tardó casi una hora para limpiar la maltratada herida.

-La próxima vez -les dijo con una mirada seria-, llámenme a mí primero. Eso nos facilitará las cosas.

¿Por qué será que nosotros, los seres humanos, a menudo esperamos tanto, y aun nos metemos en serios problemas, antes de acudir al Gran Médico? Pareciera que hay algo en nosotros que nos impulsa a probar primero nuestros propios remedios.

¿Qué personaje bíblico se metió en un lío pegajoso y maloliente dentro del vientre de un pez, antes de pedir auxilio a Dios?

¿Quién terminó en la cárcel y sin ojos antes de depender de Dios, y no de sí mismo?

¿Cuál de los discípulos de Cristo se metía en problemas pegajosos constantemente por querer hacer las cosas a su manera? En una ocasión estuvo a punto de ahogarse, y en otra empeoró la situación al cortarle la oreja a otro hombre.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*