31 de julio | Devocional: Alza tus ojos | Alzaré mis ojos

Alzaré mis ojos a los montes; ¿de dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene de Jehová, que hizo los cielos y la tierra. Salmos 121:1.

Queridos hijos Edson y Emma:

Aquí estoy, en la casa del Sr. Fair, esposo de la prima de ustedes, Addie Clough Fair, mirando hacia afuera y hacia arriba, a montañas de rocas perpendiculares de unos 150 metros de altura…

El Sr. Walling nos llevó arriba, arriba de las montañas. A veces temíamos no llegar nunca a la cima. Allí tuvimos una visión panorámica de la región. Podíamos ver abajo Black Hawk y Central, y apreciar todo lo que había en ambas ciudades…

El paisaje montañoso de Colorado nunca puede describirse de modo que la imaginación sea capaz de reunir las ideas distintas y correctas de este lugar. ¡Es maravilloso! ¡Es extraordinario! ¡El panorama de las viejas e imponentes montañas, algunas pobladas de árboles y otras totalmente desnudas! Instintivamente la mente se llena de reverente temor y admiración, y sentimientos de recogimiento inclinan el alma en humillación en tanto en la imaginación aumenta el sentido del poder del Infinito. No me privaría del privilegio de volver a ver el panorama montañoso de Colorado por haberlo visto ya bastante…

Ayer caminé varios kilómetros trepando las escarpadas montañas y no me fui a descansar hasta después de las once. Pero esta mañana me levanté a las 5, radiante y activa. Este viaje a las montañas le está haciendo mucho bien a mi salud. Ninguno de Uds. fue consciente del lamentable estado de mi salud. Sabía que no sería bueno para la familia quejarse cuando salí de Battle Creek.

Papá está mejor, estamos seguros, pero tiene momentos de insuficiencia respiratoria, y languidez o desvanecimientos. Es cuidadoso con respecto a su dieta…

El señor Walling está muy ansioso de que vayamos con él a recorrer las montañas nevadas, en lo que se llama el Parque, del otro lado de esa zona nevada… Tendríamos que ir a caballo por las montañas. Nuestras provisiones para tres o cuatro semanas serían llevadas en un carro. Todos tendríamos que cabalgar por las montañas mientras dos caballos cargarían las provisiones y mantas para el alojamiento. Cuando estemos allí, en las montañas, estaremos alejados de toda población y por eso debemos llevar con nosotros todo lo que necesitemos…

Estén seguros, hijos míos, de que mantienen sus almas libres en el Señor, y El los guiará. Al manso guiará; al manso enseñará su camino.

Papá está perfectamente animado y feliz. Tenemos preciosos momentos de oración a Dios en los bosques y las montañas en nuestro propio favor y por ustedes, la causa y la obra de Dios en Battle Creek.—Carta 12, del 31 de julio de 1872, dirigida a Edson y Emma White.*

========================

DEVOCIONAL: ALZA TUS OJOS

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*