30 de Octubre | La fe por la cual vivo | Elena G. de White | El amor engendra amor

El que aun a su propio Hijo no perdonó, antes le entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas? Romanos 8:32.

“Toda persona verdaderamente convertida … administrará para el adelantamiento de la obra, los recursos que Dios ha colocado en sus manos…

“Somos los testigos de Cristo: no debemos tolerar que los intereses y proyectos terrenales absorban nuestro tiempo y nuestra atención. Hay intereses superiores enjuego….

“Solicitamos el dinero que se gasta en cosas inútiles. Hermanos y hermanas, no gastéis vuestro dinero en cosas que no necesitéis. Podéis pensar que estas pequeñas sumas no tienen importancia, pero muchas cantidades pequeñas hacen una grande. Suprimid todo gasto inútil. No os dejéis arrastrar por la ostentación. Vuestro dinero representa la salvación de almas. Que cada uno dé de una manera sistemática. Los hay que no estarán en situación de dar grandes cantidades; pero cada uno puede poner aparte, cada semana, algo para el Maestro. Los niños también deben hacer su parte…. El renunciamiento y el sacrificio; he ahí lo que sostiene al ministerio evangélico…. Los miembros de nuestras iglesias no deben quejarse que se apele tan a menudo a su generosidad. En realidad, ¿qué es lo que ocasiona esos frecuentes llamados? ¿No es acaso el rápido crecimiento de las empresas misioneras? ¿Queremos, con nuestra negativa, retardar este progreso? … Mientras haya almas que salvar, nuestro interés en su salvación no debe debilitarse…. El amor que Cristo tuvo por las almas perdidas lo llevó a la cruz del Calvario. El amor por las almas nos llevará al renunciamiento y al sacrificio.”— Testimonios Selectos 5:168, 169, 170, 173.

DEVOCIONAL LA FE POR LA CUAL VIVO

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*