30 de octubre 2019 | Devoción Matutina para Jóvenes | Conformidad

 

No codiciarás. Éxodo 20:17.

 

Dios fue tras Balaam (Núm. 22:22). Para disuadirlo realizó tres milagros. Primero hizo que el asna de Balaam viese al ángel de Jehová cerrándole el paso. Luego hizo hablar al asna, y esta le reclamó a Balaam su maltrato (vers. 23-30). Por fin, el ángel se hizo visible ante Balaam con una espada desenvainada. El ángel tenía ganas de matarlo, y se lo dijo. Balaam contestó: “Si te parece mal, yo me volveré”. Respetando su libertad de elección, el ángel le dijo: “Ve con esos hombres; pero la palabra que yo te diga, esa hablarás” (vers. 31-35).

Pronto el vidente se encontró con su nuevo señor, Balac, quien lo llevó al monte Bamot-baal donde planeaba embrujar a Israel. Pero cuando divisó a lo lejos el campamento en orden perfecto, con el Santuario de Dios en el centro, y vio la columna de humo del sacrificio, Balaam quedó atónito. Los pasos de Balac lo volvieron a la realidad. Estaba ahí para maldecir.

Balaam sabía que hechizar a Israel no sería fácil. Dios le había dicho: “No vayas con ellos [los enemigos], ni maldigas al pueblo, porque bendito es” (vers. 12). Entonces pensó: Si pudiera impresionar a Dios y pasarlo a mi bando… ¿qué tal un ritual más vistoso que el de los hebreos?¿Qué tal un culto con siete altares en vez de uno como lo hace Israel, y en vez de dos víctimas ofrecerle catorce?

El vidente mandó levantar siete altares y sacrificar en cada uno un carnero como expiación y un becerro en holocausto. Balac lo complació (Núm. 23:1-4). Cuando el ritual terminó, Balaam entró en éxtasis, y dijo: “De Aram me trajo Balac, rey de Moab, de los montes del oriente; ven, maldíceme a Jacob, y ven, execra a Israel. ¿Por qué maldeciré yo al que Dios no maldijo? ¿Y por qué he de execrar al que Jehová no ha execrado? Porque de la cumbre de las peñas lo veré, y desde los collados lo miraré; he aquí un pueblo que habitará confiado, y no será contado entre las naciones” (Núm. 23:1-9).

Dios recurrió a su voluntad prohibitiva. Balaam intentaba maldecir, pero bendecía. Dios utiliza esta voluntad cuando su plan de salvación es estorbado. Sal este día a realizar la voluntad de Dios, conforme a lo que a él le agrada.

 

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2019

VOLANDO ALTO – VALORES

Lecturas devocionales para Jóvenes 2019

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*