30 de julio | Devocional: Recibiréis Poder | Se promete ayuda para encontrar el don personal

Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere. 1 Corintios 12:11.

Debemos ser guiados y controlados por el mismo Espíritu, pero, para que esto sea así, no es necesario que todos tengan los mismos dones. “Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo” (1 Corintios 12:4-6), a fin de conducir estas diferentes funciones a un desempeño en perfecta armonía. Dios estableció a cada miembro en el cuerpo según su beneplácito. A cada persona le asignó un lugar y una obra específica. Si usted tiene alguna duda en cuanto a la suya, ore a Dios para que lo guíe; le asignará su obra. Dios nos ha dicho expresamente que ha colocado a cada persona en su puesto.

“Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu. A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas. Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere” 1 Corintios 12:8-11.

“Pero a cada uno de nosotros fue dada la gracia conforme a la medida del don de Cristo… Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, y dio dones a los hombres… Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo”. Efesios 4:7-13. Aquí se muestra a todos los miembros de la iglesia de Dios actuando en sus diferentes funciones, bajo la supervisión del gran maestro Obrero, quien sabe exactamente qué debe hacer cada uno de los que están a su servicio para atender las necesidades que surgen.—Bible Training School, 1 de abril de 1903.

DEVOCIONAL: RECIBIRÉIS PODER

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Category:

Devocional

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*