30 de julio | Devocional: La fe por la cual vivo | Artimañas de Satanás

Sed templados y velad; porque vuestro adversario el diablo, cual león rugiente, anda alrededor buscando a quien devore. 1 Pedro 5:8.

“No se da ningún valor a una mera profesión de fe en Cristo; sólo el amor que se muestra en las obras se tiene por amor de buena ley…. El egoísmo escondido de los hombres aparece en los libros del cielo…. Harto tristes son los apuntes que los ángeles llevan al cielo. Seres inteligentes que profesan ser discípulos de Cristo están absorbidos por la adquisición de bienes mundanos, o por el goce de los placeres terrenales. El dinero, el tiempo y las energías son sacrificados a la ostentación y al egoísmo; pero pocos son los momentos dedicados a la oración, al estudio de las Sagradas Escrituras, a la humillación del alma y a la confesión de los pecados.

“Satanás inventa medios sinnúmero para distraer nuestras mentes de la obra en que precisamente deberíamos estar más ocupados. El archiseductor aborrece las grandes verdades que hacen resaltar más la importancia de un sacrificio expiatorio y de un Mediador todopoderoso. Él sabe que para él todo está en distraer las mentes de Jesús y de su obra.

“Los que desean participar de los beneficios de la mediación del Salvador, no deberían consentir en que nada interviniera para impedirles cumplir con su deber de perfeccionarse en la santificación en el temor de Dios. Las horas preciosas, en lugar de pasarlas en los placeres o de consagrarlas a la ostentación o en busca de ganancias, deberían dedicarse a un estudio serio y con oración de la Palabra de la verdad.”—Seguridad y Paz en el Conflicto de los Siglos, 541, 542.

========================

DEVOCIONAL: LA FE POR LA CUAL VIVO

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*