30 de enero | Devocional: Una religión radiante | Celebremos unidos con júbilo la victoria

«Entonces mantendré mi cabeza en alto-, por encima de los enemigos que me rodean.
En su santuario ofreceré sacrificios con gritos de alegría y con música cantaré y alabaré al Señor». Salmo 27:6, NTV

«QUIEN ME OFRECE su gratitud, me honra» (Sal. 50: 23, NVI), dice el Señor. Todos los habitantes del cielo se unen para alabar a Dios. Aprendamos el canto de los ángeles ahora, para que podamos cantarlo cuando nos unamos a sus huestes resplandecientes. Digamos con el Salmista: (Alabaré al Señor mientras viva; cantaré alabanzas a mi Dios con el último aliento». «Que los pueblos te alaben, oh Dios; que todos los pueblos te alaben» (Sal. 146: 2, NTV; 67: 5, PDT).
Debemos asistir a toda reunión religiosa motivados por una vivida comprensión espiritual de que Dios y sus ángeles están allí, cooperando con todos los verdaderos adoradores. […] El lugar de culto puede ser muy humilde, pero no por eso deja el Señor de reconocerlo. Para los que adoran a Dios. En espíritu y en verdad y en la belleza de la santidad, será como la puerta del cielo.— Testimonios para la iglesia, t. 6, p. 364.
El templo de Dios está abierto en el cielo, e inunda su umbral la gloria de Dios destinada a toda iglesia que ame a Dios y guarde sus mandamientos. Necesitamos estudiar, meditar y orar, Tendremos entonces visión espiritual para discernir los atrios interiores del templo celestial. Percibiremos los temas de los himnos y alabanzas de agradecimiento del coro celestial que está alrededor del trono. Cuando Sion se levante y resplandezca, su luz será muy penetrante y se oirán preciosos himnos de alabanza y agradecimiento en las asambleas de los santos — Ibíi., p. 369.
«¡Qué alegría para los que pueden vivir en tu casa cantando siempre tus alabanzas!
[…] Un solo día en tus atrios, ¡es mejor que mil en cualquier otro lugar!
Prefiero ser un portero en la casa de mi Dios que vivir la buena vida en la casa de los perversos» (Sal. 84: 4-10, NTV)-

Mi reflexión personal
__________________________
__________________________
__________________________

UNA RELIGIÓN RADIANTE
Reflexiones diarias para una vida cristana feliz
Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*