3 de noviembre | Devocional: La fe por la cual vivo | Las maquinaciones del mundo

Porque no seamos engañados de Satanás; pues no ignoramos sus maquinaciones. 2 Corintios 2:11.

“Salomón dice: ‘El que confía en su corazón es necio’ (Proverbios 28:26) y hay centenares de los tales entre los que profesan la piedad. El apóstol dice: ‘no ignoramos sus maquinaciones.’ ¡Qué arte, qué habilidad, qué agudeza, ejerce el mundo para inducir a los profesos seguidores de Cristo a unirse con él en busca de felicidad por medio de las diversiones que ofrece … !

“¡Cómo podré soportar el pensamiento de que la mayoría de la juventud actual perderá la vida eterna! … ¡Oh, si dedicaran menos tiempo al vestuario y a la vana conversación y elevaran sus fervientes y agonizantes plegarias a Dios para obtener una experiencia profunda! Hay una gran necesidad de un escudriñamiento diligente de sí mismos a la luz de la Palabra de Dios; que cada uno se pregunte: ‘¿Tengo yo un corazón sano o corrompido? ¿He renacido en Cristo o tengo aún un corazón carnal con una nueva vestidura exterior?’ Dirigios al gran tribunal y a la luz que proviene de Dios examinaos para ver si hay algún pecado secreto que acariciáis, algún ídolo que no habéis sacrificado. Orad, sí, orad como nunca lo habéis hecho antes, para que no seáis engañados por las maquinaciones de Satanás.”—Testimonies for the Church 2:143-145.

“Queridos jóvenes: Jesús murió no para salvaros en vuestros pecados, sino de vuestros pecados.”—The Youth’s Instructor, 15 de julio de 1897.

“Desterrad el pecado de vuestros corazones; porque el pecado causó la muerte del Hijo de Dios.”—The Review and Herald, 22 de  julio de 1884.

========================

DEVOCIONAL: LA FE POR LA CUAL VIVO

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*