3 de marzo | Devocional: Nuestra Elevada Vocación | Virtud y conocimiento

Poniendo toda diligencia por esto mismo, mostrad en vuestra fe virtud, y en la virtud ciencia. 2 Pedro 1:5.

“Mostrad en vuestra fe virtud”. No se hace ninguna promesa al que retrocede. El apóstol, en su testimonio, está procurando estimular a los creyentes en gracia y santidad. Ya han profesado estar viviendo la verdad, tienen un conocimiento de la preciosa fe, han sido hechos participantes de la naturaleza divina. Pero si se detienen ahí, perderán la gracia que han recibido. Deben seguir adelante. …

Sin poner “toda diligencia” para adelantar paso a paso hacia Dios, subiendo la escalera, no se hace ningún adelanto en la paz, la gracia y la obra de santidad. Jesús dijo: “Porfiad a entrar por la puerta angosta”. Lucas 13:24. La senda del creyente está señalada por Dios, que está por encima de la escalera. Todos sus esfuerzos serán vanos si no posee virtud de carácter, un conocimiento práctico de Cristo, a través de la obediencia a todos sus requerimientos. Aquellos que tienen fe deben ser cuidadosos en mostrar su fe por sus obras. …

“Mostrad en vuestra fe virtud, y en la virtud ciencia”—conocimiento de la verdad, como se encuentra en Jesús, conocimiento del gran plan de salvación. La ignorancia de los mandamientos y de los preceptos divinos no excusará al alma. Nadie se atreverá a decir junto al trono de Dios: “Yo no conocía la verdad. La ignoraba”. El Señor ha dado su Palabra para que sea nuestra guía, nuestra instructora, y con esta iluminación divina no hay excusa por la ignorancia. …

La verdad es un principio activo que impulsa a la acción, moldeando el corazón y la vida para que haya un constante movimiento hacia arriba. … En cada paso ascendente, la voluntad recibe un nuevo impulso para la acción. El tono moral se hace cada vez más semejante a la mente y el carácter de Cristo. El cristiano que progresa tiene gracia y amor que sobrepasa el conocimiento, porque la contemplación del carácter de Cristo transforma profundamente sus afectos. La gloria de Dios, revelada por encima de la escalera, puede ser apreciada únicamente por el que progresa en la ascensión, quien siempre es atraído más alto, hacia los blancos más nobles que Cristo revela. Todas las facultades de la mente y el cuerpo deben ser empeñadas.—Manuscrito 13,1884, pp. 3, 4.

DEVOCIONAL: NUESTRA ELEVADA VOCACIÓN

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Category:

Devocional

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*