29 de septiembre 2020 | Devoción Matutina para Damas 2020 | Un tizón arrebatado del incendio

 

UN DÍA A LA VEZ

Lecturas Devocionales para Mujeres 2020

 

“Jehová que ha escogido a Jerusalén te reprenda. ¿No es este un tizón arrebatado del incendio?” (Zac. 3:2, RVR).

 

Cuando tenía tan solo cinco años, John Wesley se vio atrapado entre las llamas de un incendio cuando se encontraba en casa. Su madre, considerando que Dios le había salvado la vida, tuvo entonces la certeza de que el Señor tenía grandes planes para su hijo, y por eso decidió educarlo con la intención de que algún día fuera útil en la obra de predicar el evangelio. El mismo John Wesley, en una de sus publicaciones, se identificó a sí mismo como “un tizón arrebatado del incendio”. En su vida, tanto de joven como de adulto, adquirió el hábito de levantarse todos los días a las cuatro de la madrugada para dedicar tres horas a leer las Sagradas Escrituras y orar. Interesante cómo se unieron en él dos cosas cruciales en la vida cristiana: comprender que Dios nos sustenta cada día y tener un hábito firme de devoción diaria.

La vida de este cristiano metodista fue muy productiva para la causa de Cristo, y es obvio que no fue por casualidad. Desde el principio de su carrera como predicador en 1739, multitudes acudían a escucharlo en Londres, Inglaterra, pues tenía un conocimiento de las cosas de Dios que abría el entendimiento de sus oyentes. El énfasis de sus mensajes estaba en que la religión es individual y que Dios nos acepta como hijos suyos. Este tizón arrebatado del incendio se convirtió en un instrumento de la causa de Dios.

Tú y yo también somos tizones arrebatados del incendio. Quién sabe cuántas veces el Señor nos ha librado de riesgos y peligros; y, lo que está claro, es que hemos salido de la oscuridad y la ignorancia que suponen desconocer las Sagradas Escrituras. Ya con el conocimiento de la Palabra de Dios, hemos de decidir hacer algo con esta vida que tenemos; algo que impacte nuestro entorno con el evangelio. ¿Qué estás haciendo con las segundas oportunidades que Dios te da? ¿Cómo estás aprovechando las veinticuatro horas que se presentan delante de ti cada mañana? ¿Y cuáles son tus hábitos de estudio y oración?

Dios, por su gracia, su amor y su misericordia, nos ha mantenido con vida hasta el día de hoy y ha puesto a nuestro alcance su Palabra. Su deseo es arrebatarnos del poder del enemigo y atraernos hacia él, para salvación eterna nuestra y de los demás.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*